Monreal va al centro de la escena, al proponer un encuentro del Parlamento Europeo y el Senado de México

0
90

Como en otros controvertidos lances de Andrés Manuel López Obrador, quien aprovechó la confrontación del mandatario con el Parlamento de la UE, fue Ricardo Monreal, para, como abierto precandidato presidencial del 2024, proponer un “oportuno” encuentro y diálogo de alto nivel entre el Parlamento Europeo y el Senado de México.

En una sobria y respetuosa carta dirigida a la maltense Roberta Metsola Tedesco, presidenta del Parlamento Europeo, el zacatecano le expresa su extrañeza sobre la resolución que irritó al mandatario mexicano y le dice que, de haber tenido la oportunidad de dialogar previamente y en confianza sobre los temas de la resolución, seguro los europeos habrían llegado a otras conclusiones.

Estoy consciente de los enormes retos que mi país enfrenta en materia de seguridad pública y de las tareas que debemos emprender para frenar la violencia criminal en contra de periodistas, defensores de derechos humanos y otros activistas de causas sociales”, reconoce sin embargo Monreal.

Y le recuerda que los senadores mexicanos “siempre estamos dispuestos a escuchar y a buscar los cauces para mejorar nuestras relaciones con el Parlamento Europeo, en el marco de los principios de la Política Internacional que rigen al Estado mexicano”.

Por ello le propone el encuentro de alto nivel entre los dos parlamentos.

Con ello el zacatecano dejó en claro que él no sólo es consciente del momento de inseguridad que vive México, y de la importancia que tienen los pronunciamientos del Parlamento Europeo, sino que es además un personaje abierto al diálogo y la concertación, ajeno a arranques emocionales y golpes discursivos bajos.

Un estadista, dirían sus cercanos.

Es así como el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado se coloca en los reflectores centrales del escándalo provocado por el rijoso desplante de AMLO ante el Parlamento Europeo y llena el hueco de la inacción y evasión, ausencia total, de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores durante las horas, días siguientes de la confrontación.

En abierta oposición al carácter rijoso del mandatario mexicano, consciente de una realidad nacional ominosa contra los periodistas, el también líder de la mayoría de Morena en la cámara alta -parte del legislativo que tiene las atribuciones constitucionales para abordar los temas internacionales-, lanzó así el rápido y “oportuno salvavidas” de diálogo y acercamiento con los legisladores europeos para evitar mayores consecuencias entre las partes en conflicto.

Sin duda un agudo lance que lo fortalece como el único aspirante presidencial abierto para la contienda de 2024.

GENIO Y FIGURA, HASTA LA SEPULTURA

Dueño absoluto del estanquillo de barrio marginal que él cree que es hoy México bajo su mandato, el rijoso presidente Andrés Manuel López Obrador respondió con adjetivos injuriosos, un resolutivo del Parlamento Europeo que expresa la preocupación de los gobiernos de aquel continente por la ola de ejecuciones de periodistas y el maltrato que les da aquí el Gobierno.

Pronto se sabría que el texto de respuesta, que ni los propios cercanos al tabasqueño creían era el oficial y verdadero, fue redactado personalmente por el mandatario durante un vuelo finsemanal, acompañado por un par de sus más cercanos colaboradores. Así lo reveló él mismo. Justo, pues, en el nivel de educación de ese segmento social.

El texto, que convocó un alud de fuertes críticas y cuestionamientos, pero que más que nada produjo la vergüenza de grandes segmentos de la población hacia su gobernante, sobre todo de clases medias ilustradas, fue retomado y ampliado durante el viernes, sábado y domingo en el mismo tono, calificativos y argumentos por el propio presidente quien recibió el apoyo masivo de los gobernadores surgidos de su propio partido, de Morena, y de sus principales colaboradores como de sus simpatizantes.

Al parejo, por redes sociales, corrieron decenas de memes con millones de vistas y likes sobre el texto presidencial, en una abierta descalificación masiva. A través de esos memes se colocó a AMLO en el nivel de un retrasado mental, en otras en el de incompetente, y en algunos más como un personaje de vecindad o del lumpenproletariado, sin educación ni preparación alguna.

En este contexto el silencio y ausencia del secretario de Relaciones Exteriores, de Marcelo Ebrard -a quien el presidente evidentemente ignoró en este tema-, más que una evasiva significó un abierto repudio al Jefe Político y Administrativo.

¡Que ni crean que vamos por la misma banqueta!”, quizá piense el canciller.

UNA RESPUESTA PRECISA PARA LA CHAIRIZA

No pocos -entre grupos políticos, empresariales, académicos, de la inteligencia y el análisis-, sacaron sus conclusiones. Fue un arrebato irracional, dijeron algunos. No es más que la incapacidad del personaje, indicaron otros. Es la confirmación de que actúa con las vísceras y no con la razón de Estado, indicaron algunos más. Y así todo un rosario de percepciones.

La mía es simple: la Unión Europea, su Parlamento, el mundo entero le importan a Andrés Manuel López Obrador menos que un pito (de los de latón, para chiflar).

Su grosera respuesta al resolutivo del Parlamento Europeo no fue pensada para los legisladores que lo integran, sino para los chairos y fieles lopezobradoristas, sus simpatizantes en México, segmento en el cual AMLO cayó durante el mes reciente casi 10 puntos de preferencias. Esos que ven en esos desplantes del tabasqueño la réplica de un líder.

Yo creo que por ahí va esa no tan absurda respuesta.

COSTOS DE LA IMPRUDENCIA

Obvio, metidos de lleno en el contexto de la invasión de Rusia en Ucrania y en las consecuencias inmediatas de este acto militar y las sanciones impuestas al gobierno de Vladimir Putin, y en especial por la migración de millones de ucranianos -mujeres, niños y adultos mayores; enfermos y discapacitados-, hacia los países que integran la Unión Europea, los parlamentarios y sus gobiernos no centrarán su atención en la tonta y desvariada respuesta de AMLO.

Pero no la olvidarán. A su tiempo, o en un momento que lo consideren oportuno, cuando lo requieran, actuarán.

Hoy mismo está a revisión una renovación del acuerdo entre México y la UE. Quizá después del T-MEC ese acuerdo sea el más importante para el Gobierno de López Obrador, y para México.

…..rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa