Vendaval

0
75

n personaje que se siente analista sostiene que López Obrador es dictador. No es el primero en decirlo, es uno más de los loros que amplifican la campaña sucia financiada por la oligarquía supuestamente aportándole “credibilidad” con su voz, aunque en el proceso la pierden ellos.

La derecha sigue sosteniendo entre otros que en lugar de consulta debieron comprar medicinas.

Córdova trata de ponerse la medalla de una consulta a la que se opuso y trató de sabotear. Abundan los testimonios de gente que no encontraba casilla y los pueblos originarios se quejan de nuevo de su racismo al no ponerles casillas.

El PRIAN trata de criminalizar el proceso al acusar a Morena de haber violado la ley.

López Obrador cumplió con una promesa de campaña, ofreciendo que a mitad de su mandato se sometería a una consulta para que la sociedad lo revocara si no estaba de acuerdo con su desempeño, una medida muy audaz en el sistema autoritario mexicano que ha tenido que sufrir malos y kleptocratas gobernantes bajo la noción de que el mal dura solamente 6 años y habrá que esperar que el nuevo no salga tan malo, aunque no devuelvan lo robado.

Hay voces que exigen que la practica se aplique en los estados para limpiar el gobierno. Ojalá que gracias a esta nueva práctica democrática los gobernantes empiecen a cuidarse sabiendo que pueden ser despedidos. La ley debe cambiarse para que el resultado de la consulta sea vinculante con menos votos.

La consulta de revocación es un gran agregado para la vida democrática, pero la derecha para quién la democracia no es lo de ellos, se opuso con todas sus energías bajo el supuesto de que haciéndole el vacío a AMLO lo debilitaban, aunque defienden la impunidad, esgrimieron consignas tan imbéciles como “que termine y se va”, cosa que AMLO ha sostenido siempre. Se ha cansado de repetir que no buscará ni la ampliación de mandato ni la reelección, aunque haya amlistas mareados que propongan lo contrario o que acostumbrados por las mentiras políticas, hay quien piensa que mientras más lo niega, más intentará hacerlo.

La oligarquía sabía que con AMLO se les caerían muchos negocios (legales e ilegales), tendrían que pagar impuestos, y por eso financian la campaña sucia desde 2006, pero siguiendo la estrategia de la Internacional Negra suponen que las élites tienen más poder del real y se concentran en manipular en twitter lo que no equivale ni a un vientecillo; pierden de vista lo limitado de esa red, creen en la gente inexistente de las granjas de bots que contratan, y se enfrentan a la realidad cuando se trata de salir a la calle, que es un estilo mexicano de presionar, ni las marchas desangeladas ni las casas de campaña vacías afectan al gobierno; las decenas de miles de twitter no existen, las masas no siguen a los sicarios de la información y el Le Pen mexicano solamente cobija a politicastros corruptos y descarriados que hace mucho tiempo perdieron a sus rebaños.

¿Qué sigue en la pos consulta? Ruido y pocas nueces.

La campaña sucia continuará judicializando las “violaciones” a la ley por los amlistas. El ataque a la línea Maya inventa expertos toda vez que la vía judicial de los amparos se agotó. A la reforma eléctrica tampoco le queda mucha vía judicial ya que la Suprema Corte descartó la mayoría de los amparos y aunque no pase en el congreso AMLO acorralará a la derecha con la ley minera y a las empresas con la revisión de contratos.

Mientras el ruido insustancial continúa las campañas en los estados avanza y de cumplirse el pronóstico por lo menos 4 de las seis serán para Morena, la derecha sufrirá una derrota más.

La ley sobre la Guardia Nacional terminará por consolidar la militarización del país, lo que es inadecuado, pero aún siendo un tema relevante parece molestarle poco a la oligarquía.

En Morena están convencidos que la consulta no tuvo un impacto mayor debido al bloqueo desde el INE, es de pensar que avance el juicio político contra dos consejeros, aunque ya la ONG que más firmas consiguió para la consulta anunció que procederá a denunciar penalmente a Córdova y Murayama y no se ve que la derecha tenga la capacidad para defenderlos, ¿saldrán con el #TodosSomosLozoya? Si procede el juicio político para lo que MORENA tiene votos suficientes estaremos ante un hecho histórico porque será la primera vez que suceda, los dos saboteadores terminarán sus carreras entreguistas vergonzosamente.

La oligarquía continuará haciendo ruido en 2022, pero nada para crear una ventolera y mucho menos crear inestabilidad.

La situación económica tiende a estabilizarse precariamente y la oligarquía seguirá fugando capital, aunque con la férrea acción del SAT y la modificación de los contratos eléctricos fraudulentos habrá otra entrada fuerte de recursos al fisco que permitirán el sostenimiento de las becas que crean una base económica que sostiene parte de la economía.

El país resiente presiones externas, y el gobierno tiene pendientes que atender como la seguridad y la infodemia para evitar que penetre a la sociedad, y no tomarse a la ligera la campaña desestabilizadora de la oligarquía.

Lo pedestre de la oposición muestra que a tres años no han logrado deconstruir a AMLO, no lo entienden y por ende, sus pataleos le hacen lo que el viento a Juárez.