Esperanza, pero con mucho trabajo

0
273

Sí, debemos de tener mucha esperanza de que las cosas pueden empezar a componerse en México, pero, eso no se va a dar solo y por generación espontánea. Tenemos que trabajar mucho. Tenemos que trabajar como nunca. Tenemos que esforzarnos, ser efectivos, ser certeros y hacerlo con mucha enjundia. Nos metimos solos en este lío por no meternos y dejar que las cosas sucedieran y se compusieran solas, únicamente por el hecho de que había ganado la democracia. Únicamente por el hecho de que ganó Fox las elecciones del 2000.

Pero, vaya sorpresa que nos llevamos (sorpresa vista desde hoy, desde el tiempo en el que ahora nos encontramos). No se le puede dejar solo a ningún gobierno, por más que haya llegado democráticamente al poder. Los ciudadanos debemos siempre estar cerca del gobierno. No dejarlo solo un instante. Si se le deja solo al gobierno, sin estarlo constantemente vigilado y haciendo que nos rinda cuentas, todo gobierno, por más bien intencionado que sea, falla.

Es por eso que ahora que nos hemos dado cuenta de que el combate a la corrupción fue solo un discurso hueco, de que con repartir dinero a los pobres se solucionaba la inseguridad, de que íbamos a crecer a grandes pasos porque todo iba a ser honesto en el nuevo gobierno, no fue mas que un engaño vil. Pero no es necesariamente por este gobierno que ahora padecemos, es porque a cualquier gobierno no se le puede dejar solo y sin rendición de cuentas.

Ya lo hemos aprendido de sobra, pero ahora lo que debemos hacer es trabajar, trabajar, trabajar. Hacerlo incansablemente para poder enderezar al gobierno actual y a los futuros que vengan, de que no se les puede nunca más dejar solos.

¿Qué tenemos que hacer?:

  1. Abatir el abstencionismo. Esta plaga que nos ha invadido a los Estados del Norte del país. A los más industriosos, con más empleo y mayor crecimiento. Por eso tenemos todos que trabajar para impulsar que la gente vote. Debemos de vencer a ese partido mayoritario que es el del abstencionismo para evitar que nos gobiernen minorías que se aprovechan de la desidia de la gente.
  2. Debemos unificarnos como oposición. Pero no solo juntos podemos lograr ganar las elecciones y quitarle la mayoría a Morena y a sus aliados en la Cámara de Diputados, sin que se postulen por los partidos políticos y la sociedad civil organizada, los mejores perfiles de personas para las diputaciones federales. Para ello debemos inteligente y eficazmente trabajar, haciendo lo necesario para que los partidos los postulen, porque solitos no lo van a hacer.
  3. Debemos movilizarnos en las campañas. No van a ganar solo postulando a los mejores. Es necesario apoyarlos en las campañas, trabajando juntos haciendo proselitismo, ahora principalmente en las redes sociales, haciendo ejércitos de auténticos cibernautas esparciendo y viralizando el mensaje que contrarreste las mentiras que ya Morena empezó a difundir, de que la oposición quiere que regrese la corrupción (como si se hubiera ido a otra parte y ahora no la hay), de que se van a quitar los apoyos sociales, etc.
  4. Debemos de defender el voto. Una vez terminadas las campañas, los ciudadanos debemos volcarnos a registrarnos como representantes de casilla de los partidos opositores, debemos de invitar a los ciudadanos a que acudan a las casillas, y sobre todo, debemos de estar vigilantes de que no se cometan fraudes y trapacerías el día de la elección.
  1. Debemos de defender el triunfo. No nos sintamos seguros de que cuando ganemos el actual régimen reconozca la derrota, porque va a gritar en cielo mar y tierra que hubo fraude electoral. Por eso los ciudadanos debemos de movilizarnos para afianzar el triunfo que vamos a obtener.

Solo haciendo lo anterior, tendremos la esperanza de que las cosas en nuestra patria pueden cambiar, para respetar la ley, a las instituciones, para volver al crecimiento económico y para regresar al camino del bien común.