Traición

0
113

Algunos sienten que AMLO lanzó una bola ensalivada, de esas pichadas que cuándo van a llegar al home de repente cambian de dirección y el bateador confundido batea al aire. Al parecer eso sucedió con la reforma eléctrica.

AMLO sabía que si su reforma eléctrica se aprobaba generaría un gran cambio para el futuro del país, pero al saber que iba a ser rechazada se animó a que siguiera para desnudar a la oposición y acorralarla con su “triunfo”. La oposición festinó que finalmente fueron capaces de unirse para derrotar una iniciativa presidencial sin ver que bola cambio de dirección. Al otro día, les metió por el centro del plato la ley minera que los desconcertó y solamente atinaron a abandonar la cancha. Una derrota por default que les evitó la racha de triunfos, nada más vergonzoso que perder por ausencia.

Cualquiera diría que están empatados, pero no.

Morena está aprovechando el voto eléctrico para electrificar el clima electoral y echo a andar la campaña de los traidores a la patria; hoy ya no se discute los méritos de rechazar la reforma si no si son traidores o no, y algunos han reaccionado con vehemencia y enojo, y hasta amenazan si se circula un cartel con su foto y la leyenda de traidor. ¿Contra cuántos de las redes se irán?

La ley minera reafirma la traición y el nacionalismo derrotado en la reforma eléctrica, tal vez por eso la premura para pasarla a votación y quitarle el gusto de victoria a los opositores.

Agréguele que la Suprema Corte rechazó todos los intentos de declarar inconstitucional una ley eléctrica que le permitirá al gobierno revisar y echar abajo muchos de los contratos leoninos que los neoliberales le regalaron a las empresas extranjeras.

La acusación de traición invadirá el tono de las elecciones de este año, mientras que las oposiciones se quedaron sin bandera, también para eso sirvió perder la reforma en plena jornada electoral.

De alguna forma las elecciones de este año crearán el clima del 2024 y si se cumple lo esperado de que Morena se lleve 4 de 6, entonces la estrategia habrá funcionado.

Escuche por ahí que lo envenenado de la bola lanzada pro AMLO es que ganaba por donde se le viera y hasta perdiendo ganaba.

En abril logró establecer la consulta de revocación como nueva experiencia de democracia participativa y acorralar a la oposición que descubrirá que logró una victoria muy pírrica con la reforma eléctrica.

Mi yerno Eddy dice que el beisbol es un gran juego de estrategia y AMLO da señales sobradas de entenderlo y por lo visto de aplicarlo a la política.

Así cuando se va a macanear por lo visto trata de pegarle a la pelota y de paso a los opositores.

@shmil50