El helicóptero y el general

0
140

Y nos entretienen con un subsecretario irresponsable le de vacaciones, con una clases de salud deportiva jugando béisbol de parte del presidente y ahora la puntada de ofrecer asilo político e indulto a Julian Asaange, fundador de Wikileaks.

Pero quieren ocultar entre la paja dos eventos de suma importancia, uno la liberación del General Salvador Cienfuegos y dos, la detención de presuntos involucrados en el helicopterazo que causó la muerte entre otras personas a la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonzo y al senador Rafael Moreno Valle, su esposa. Vayamos por eventos. El Jefe Maximo del Ejército Mexicano durante el gobierno de Peña Nieto de 2012 a 2018, Salvador Cienfuegos fue aprendido en octubre en el aeropuerto de Los Ángeles, California, a petición de la Agencia de Antidrogas Estadounidense (DES).

Fue acusado de cinco cargos relacionados con narcotráfico, mismos que semanas después, extrañamente, desestimó la justicia estadounidense y lo regresaron a México para ponerlo en libertad. El militar de 72 años fue investigado en la Corte de Nueva York, misma que lleva el caso de Genaro García Luna, secretario de Seguridad de Felipe Calderón y que sentenció a el Chapo Guzmán.

Aún no queda claro si el gobierno de Estados Unidos informó o no al mexicano de este operativo, ahí empieza la opacidad. A Cienfuegos se le acusan abiertamente de “conspiración” un término muy abierto y poco definido. Otro apunte, el militar fue detenido por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Tocando suelo nacional el General ha sido discreto y hermético, vamos desapareció en completa libertad aún cuando los integrantes de Morena festejaban ampliamente la captura del General anticipando derrocharía información en contra de los adversarios neoliberales de AMLO.

Hoy esos militantes morenistas prefieren no acordarse de este enorme fiasco a pesar de que la fiscalía mexicana aseguró continuaría la investigación con datos de la carpeta que le proporcionarían sus homólogos del otro lado del Río Bravo.

Hasta el momento el General Cienfuegos no ha sido señalado o acusado de delito alguno en México quedando la situación a la deriva como en otros casos como el de Emilio Lozoya o el de Rosario Robles.

Aquí el silencio gubernamental es más que evidente. El otro evento, el desplome de la aeronave en Puebla (24 de diciembre del 2018) que de acuerdo al gobierno federal tendría una pronta y rápida indagatoria. Han pasado dos años y ni siquiera fue detenido el actual gobernador Barbosa que fue quien declaró que “no es la primera ocasión que ocurre un magnicidio”.

En este caso también los morenistas lejos de pedir claridad, se dedicaron a atacar la figura de los fallecidos y algunos se atrevieron a levantar sospechas sobre la posibilidad de haber sembrado cadáveres para que Alonso y Moreno. Allá pudieran escapar a Centroamérica. Extraña a este la fiscalía de Puebla dio cumplimiento a cuatro órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio a título de culpa, daño en propiedad ajena a título de culpa y falsedad. Entre las personas detenidas aparecen José Antonio N., María Magdalena N, Ricardo N e Israel N, quienes forman parte de la empresa Rotor Flight Services relacionado con el funcionamiento del helicóptero.

Tanto en el caso de Cienfuegos como en el de Alonso y Moreno Valle el ocultamiento de información deja debilitado a Morena y al gobierno. En ambos eventos se tratan de personajes de primer orden en el gobierno mexicano, habló de un general de cuatro estrellas exsecretario de la Defensa Nacional, de una gobernadora constitucional y de un senador de la República.

Pero los reclamos de los morenistas no se notan pero si la defensa ridícula a López Gatell por sus “merecidas vacaciones”. Ningún miembros de la 4aT ha tenido la valentía de exigir a Ebrard y a Gertz Manera detalles de la detención del militar mexicano. Nadie de Morena solicita se lleve a fondo la investigación del helicopterazo pero si están pendientes de la candidatura de Alfonso Durazo o de cómo juega béisbol el mandatario tabasqueño. Estos archivos si son de relevancia para la nación. No podemos presumir que se llevan acuerdos se retos que perjudiquen al país con Estados Unidos o la sospecha de qué hay.asesinos a sueldo libres protegidos por la manta del gobierno para no actuar en la tragedia poblana. Hay que tener memoria y no dejarnos llevar por trivialidades mediáticas que, como dice el clásico, caen como anillo al dedo.

Por cierto, con el apagón, el presidente señaló “no es con Bartlett, es conmigo” pero eso tampoco dio cuenta de la mentira y engaño que se registró.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2