Muerte masiva

0
64

Los fallecimientos por el Coronavirus se estiman se acerquen al medio millón de personas (de acuerdo a las actas de defunción) aunque los datos gubernamentales confirmen que se tratan de 200 mil. Hay quienes reciben el dictamen médico de muerte por COVID y otros por neumonía. En medio de todo esto existe una desesperante lentitud en la aplicación de las vacunas, confusión y desconocimiento.

La página de registro para adultos mayores en internet fue un fracaso, se aplica variedad de vacunas (distintas marcas) de acuerdo a como la caridad mundial nos va enviando lotes, se están presentando diversas reacciones (mínimas) en aquellos que se se aplicaron la primera y segunda dosis y las autoridades ya desconocen por completo el semáforo sanitario y deciden que ya estamos en una “normalidad” aparente mientras otras naciones como Francia, España e incluso Alemania determinan aislamiento obligado de cinco días durante Semana Santa.

Se habla de vacacionistas, saturación de playas y por supuesto de comederos , hoteles y carreteras. Esto anima a pensar que el rebrote puede ser preocupante. La única manera de detener el contagio es a través de la inoculación masiva del antígeno en un ritmo de por lo menos 500 mil vacunas diarias, pero en la CDMX se ha aplicado la vacuna apenas en seis alcaldías a los adultos mayores sin que en muchos casos se informe a los interesados la fecha, cita, día y hora que les corresponde.

Para ello, entonces, hay que llamar a Locatel para saber si el ciudadano está considerado o no. En base a esto muchos connacionales han decidido viajar a Estados Unidos en donde se les aplica la vacuna de forma inmediata además de proporcionarles toda la información que se requiera sobre el químico suministrado. Para darnos una idea, Estados Unidos, solamente el fin de semana, vacunó a 10 millones de personas por día con orden, registro, protocolos sanitarios y seguridad. En México apenas son 20 mil las vacunas diarias y estamos a la expectativa del arribo de más lotes de medicamentos de acuerdo a las “negociaciones” y “acuerdos” de la 4aT.

Por cierto aún está reservada la información de cuánto nos están costando las vacunas aunque hay informantes del sector público que anticipan que cada unidad no debería de valer más de cuatro dólares. A todo esto es curioso pero no se han divulgado testimonios o fotografías de ciudadanos recibiendo dosis de vacunas en China, Rusia, Cuba o Venezuela. China que fue aparentemente el país de origen inició una espectacular campaña de defensa de su imagen lanza do videos y fotografías de enormes y muy tecnificamos equipos sanitizantes, incluso eventos en donde las fuerzas de orden reprimían y aprehendían a todo aquel que se resistiera a los toques de queda o no portarán el cubrebocas. Después de eso un extraño, raro y preocupante silencio.

El mundo no está informado si el total de chinos ya se vacunaron, si los rusos han cumplido con los protocolos de la OMS, se los cubanos serán atendidos con puntualidad o si en Venezuela el régimen ya protegió a su población. Esos discursos incendiarios de Chávez y ahora Maduro han quedado olvidados para tratar el tema de la pandemia ante el mundo.

Conductor del programa Va En a Serio mexiquense tv va al 34.2