Nerviosos

0
64

He reflexionado acerca de que a AMLO las cosas no le están saliendo como lo planeado y entonces usa un plan “B”: dinamitar a la alianza opositora y como primer paso amenazar/advertir a Alejandro Moreno las consecuencias si no se alía al gobierno.

AMLO empleó a dos mensajeros para su propósito: a Manuel Velasco y a Layda Sansores. El presidente de frota las manos para que la caída de Moreno sea estrepitosa al tiempo de intensificar la campaña contra Felipe Calderón asegurando todos los días que “no soy como él”.

El tabasqueño se adelanta y festina que el PRI se quiebre y arremete contra el PAN mientras que al PRD lo nulidad por completo ignorándolo. AMLO sabe que electoralmente no ha dado “pólizas” y su fiel Sheinbaum le ha fallado, primero pierde la mitad de la CDMX, luego la envía a apoyar Aguascalientes y pierden y en Toluca recibió una cascada de gritos en favor de Marcelo. AMLO sabe que con conciertos y eventos de box no gana y menos cuando acaban de publicarse dos encuestas en donde se pronostica que pierden el Estado de México y en el 24 la CDMX.

AMLO, predecible, intentará atacar al INE y, ojo, desestabilizar a la UNAM. Los resultados en sus casi cuatro años de gobierno, distan mucho de las promesas y expectativas de campaña.

Le preocupa que lo que no se apruebe en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión le hará pantanoso el terreno. Su moralidad ya no le alcanza por la creciente corrupción en su gobierno y por la creciente ola de asesinatos y desorden en todo el país que se suma hoy al crimen de dos sacerdotes jesuitas. Morena no está ganando elecciones, ahora por el abstencionismo que sabe es un factor en contra para su popularidad. En el mosaico político de Coahuila la quiere para romper la hegemonía tricolor. Guanajuato ha sido gobernado 36 años por el PAN.

Y el Estado de México es el músculo de la fuerza política más sobresaliente en los últimos sexenios. Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Chiapas, Morelos y la CDMX se le están desmoronando poco a poquito.

Pero él busca las 500 diputaciones y los 124 senadores para domina e iniciativas y presupuestos. Por ello le estorba la Alianza por México y faltan dos factores determinantes: sus imposiciones de candidatos y las propuestas de la Alianza.

Lo suyos se ven débiles y cuestionados, los opositores se están nutriendo y las biografías son más completas. Tiempo al tiempo.
Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 izzi 135 y mexiquense radio

@cramospadilla