Costos

0
32

No hay duda AMLO sigue incómodo y no solamente así se percibió en la Sala Oval de la Casa Blanca sino en la mañanera al tocar el tema de Rafael Caro Quintero.

No hizo falta que nos avisara que habla lento, se le vio desarticulado y confuso. No ha quedado claro si participó La DEA en el operativo y tampoco que ocurrió en el “accidente” del helicóptero de la Marina. Se ha filtrado que en el tenso desayuno con Kamala Harris la petición fue contundente y como antesala del breve encuentro con Biden. AMLO estaba desencajado.

El boicot de AMLO a la Cumbre de las Américas lo arrinconó y no tenía cara con que presentarse. Quedó claro que el que manda en el mundo es Estados Unidos y el equivocado en sus políticas públicas y determinaciones diplomáticas es AMLO.

Le presentaron el expediente que ni Obama mostró, la DEA había localizado a Caro Quintero en San Simón, en el municipio de Choix en la punta de Sinaloa, colindante con Sonora y Chihuahua.

Pero AMLO se enfrentaba a un segundo evento, el mensaje sobre las figuras de Manuel Bartlett y Quirino Ordaz. Así que también el encuentro con la mamá del Chapo y la comilona en la sierra no pasó desapercibida.

La cancillería mexicana se vio incompetente, ineficaz igual que la embajada de México en Washington y dejaron a AMLO desamparado y sin una reacción inmediata. Él iría a hablar de sus proyectos de sembrar arbolitos.

La DEA posee más información de la que en alguna ocasión pensó AMLO y esto podría tener un rebote contundente con varios de sus colaboradores y familiares. Aquí lo niega, allá se confirma; hay vínculos del gobierno con bandas criminales. Interesante saber por qué el encuentro se programó el mismo día que Biden salía a una gira importante por compromiso al Medio Oriente.

Los presidentes solo posaron para la foto en la Oficina Oval. Mientras Biden pensaba en Israel, AMLO buscaba como atacar a los conservadores. Y al paralelo la comitiva mexicana, incluyendo a la esposa de AMLO, felices se divertían tomándose fotografías sin entender que no eran turistas.

Lo sustantivo no brilló, la superficialidad imperó incluso viendo a la esposa del presidente usando su celular como cámara para los recuerditos.

Por lo pronto los costos apenas inician, la caída de un helicóptero, la muerte de 14 soldados, la operación de una perrita sabueso parecería lo de menos. La bomba viene fuerte y se bota que al gobierno lo que menos quiere es extraditar a Caro Quintero.

Conductor del programa Va En Serio mexiquense tv canal 34.2 izzi 135 y mexiquense radio

@cramospadilla