Tabasco: La piel priísta de Morena 

0
26

En las votaciones domésticas de Morena pare elegir a sus consejeros en la cuna del lopezobradorismo, los usos y costumbres priístas pasaron lista de asistencia con la participación directa de operadores del Revolucionario Institucional que, si bien no han dimitido a este partido, sí están interviniendo en la vida interna del vinotinto.

En añadidura, el proceso del sábado fue un adelanto de lo complicado que se avizora la lucha casera para elegir al candidato a la gubernatura de Tabasco, en donde es posible advertir el desencuentro de los grupos del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y el del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, en alianza con el titular de Fonatur, Javier May Rodríguez.

Una foto difundida desde la cuenta de Twitter de Raúl Ojeda Zubieta, ex candidato a la gubernatura y delegado de Morena en el estado de Morelos, se posicionó en redes sociales por presuntamente evidenciar a Adrián Hernández Balboa, ex presidente del PRI tabasqueño, durante el acarreo de morenistas el fin de semana.

¿Eres tú, Adrián?, escribió Ojeda, lo que desgajó un alud de comentarios en contra de la participación de priístas en la jornada morenista.

Si bien allegados al aludido negaron que sea él quien aparece en la foto, este reportero está en condiciones de informar que Hernández Balboa sí está apoyando al diputado federal Mario Llergoprecandidato de Morena a la gubernatura.

Adrián y Mario fueron coordinadores de la campaña para gobernador de Jesús Alí de la Torre en 2012, jornada en la que el PRI perdió el Ejecutivo  tras ocho décadas en el poder y que fue manchada por la sospecha de que el tricolor entregó la plaza, pues se confirmó que por primera vez en su historia este instituto no cubrió la totalidad de las casillas en unos comicios locales.

Ello, debido a que de último momento los barones de la campaña no liberaron los recursos para pagarle a los representantes de casilla, lo que motivó que se diera el relleno de urnas a favor del perredista Arturo Núñez Jiménez, quien, durante su sexenio, fue un aliado del presidente priísta Enrique Peña Nieto.

Tres de los actores principales de dichas elecciones están hoy con el lopezobradorismo: Jesús Alí, que en las elecciones para gobernador de 2018 participó como candidato independiente declinando una semana antes de las votaciones por su homólogo morenista Adán Augusto López Hernández, es delegado del Infonavit en el estado; Llergo es representante de Morena ante el INE y “precandidato” a la gubernatura, y Adrián Hernández opera para quien fue su aliado en las elecciones de 2012.

En torno a AlíLlergo y Adrián pesa el señalamiento de presuntamente haberse quedado con los recursos para la campaña no llegaron a los operadores de campo en las últimas semanas.

Según la prensa local, Alí y Balboa serían socios en una financiera dedicada al crédito a personas de bajos recursos; contra esta cofradía está dando la lucha la corriente de Los duros Fundadores de Octavio Romero y Javier May.

De hecho, si no fuera porque Llergo ha acelerado su proselitismo con el apoyo de su antiguo equipo, May sería el único precandidato a la gubernatura.

Aunque los que conocen al presidente Andrés Manuel López Obrador aseguran que, de ninguna manera, dejará que el PRI señalado de corrupto se haga de la candidatura de Morena en 2024.

Las mismas fuentes consideran que, hasta este momento, el candidato del lopezobradorismo ya es Javier May, quien está más ocupado en buscar la Quinta Grijalva que en terminar de construir el Tren Maya.

Por lo pronto, el grupo de Adán Augusto se habría quedado con más de la mitad de los consejeros, mientras la otra porción sería para la corriente de los directores de Pemex y Fonatur.

Lo evidente, sin embargo, es que se ha anidado un sentimiento de inconformidad en las filas del lopezobradorismo por la irrupción de cuadros del PRI en su momento señalados de venales y de haber entregado al viejo partido a los brazos del movimiento del hoy Presidente.

@RodulfoReyes