Nadie se salva

0
159

Aquí nadie se salva. El histórico fallo, que certifica que García Luna trabajó para el cártel de Sinaloa durante casi 20 años, ni deja limpios a unos y sucios a otros, lo que sí es que incrementa el golpe mediático de AMLO y deja al descubierto un frente, otro más, para Felipe Calderón.

Pensar que únicamente el panista como expresidente es corresponsable de delitos significaría que AMLO es socio de los morenistas descubiertos con fajos de billetes. Estoy siguiendo la misma a lógica y línea de pensamiento.

García Luna es el más alto funcionario de un gobierno mexicano juzgado en el extranjero.

Pero aquí los personajes cargados de “Cash” no son ni desconocidos ni alejados del poder. Han sido y son los más cercanos al presidente, su gente de más alta confianza como Rene Bejarano o sus incondicionales como Layda Sansores.

Cayó el máximo jefe de la policía y hace unos meses aprehendieron, soltaron y exoneraron a quien fuera titular de las Fuerzas Armadas el general Cienfuegos. Estas capturas de burócratas impactan directo a la política nacional y detona persecuciones y venganza contra opositores, aunque lo más conveniente sería la prudencia y el silencio.

La información la tienen los capos y saben cuándo y a quien cobrar facturas. El golpe que pretende ampo contra Calderón sin duda lastimará al PAN en trayectoria al 2024.

El comunicado publicado por el expresidente nos explica sus propósitos y tareas, pero no lo sucedido con su hombre de confianza y la secrecía de sus operaciones, ilícitos e irregularidades. Calderón no se puede presentar como AMLO: supuesto ignorante de los abusos de sus cercanos argumentando que su plumaje sobre pantanos no se mancha.

El fallido intenso de llevar a Calderón a tribunales abolló las ambiciones mediáticas del presidente. Colocar a un expresidente tras la rejilla de prácticas en un reclusorio daría bocanadas de oxígeno al tabasqueño que urge de esos elementos para perpetuarse en el control del poder político, aunque manifieste que al término del sexenio se esconderá en su rancho.

AMLO sin diferenciase de los expresidentes buscará cobijo, protección y una red de amortiguamiento. Eso cree se lo dará un sucesor confiable y sumiso y hasta el momento sus corcholatas no se lo garantizan, y menos aún con un país reclamante, desconfiado, polarizado y una oposición (que sí existe) con suficientes argumentos y pruebas como para ponerlo nervioso.

Conductor del programa VaEn Serio mexiquensetv canal 34.2 izzi 135 y mexiquense radio.

@cramospadilla