Una oposición desarticulada vía gobernadores

0
175

Cómo entender la afectuosa presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador y jefe político de Morena en el 5º Informe del gobernador priista Alfredo del Mazo Maza del Estado de México, cuando no es usual en él; nunca se ha parado ni en el informe de algún morenista.

En circunstancias de una normal interacción institucional con la oposición, se entendería como un gesto de cortesía política. Pero AMLO solamente interactúa cuando los opositores se le rinden allanando el camino para concretar sus proyectos de gobierno y el crecimiento de Morena. (Igual y no; sin embargo, eso refleja.)

Pueden ser los casos de Alfredo del Mazo, de los ahora ex gobernadores de Oaxaca, Hidalgo y Nayarit, Alejandro Murat Hinojosa, Omar Fayat Meneses, Antonio Echavarría; en su mayoría priistas, otros panistas; algunos de ellos invitados a embajadas, otros apapachados con otras canonjías.

La presencia del presidente López Obrador en el informe de Alfredo del Mazo puede verse como reciprocidad al gesto del mexiquense de colaborar en todo para la llegada de la maestra Delfina Gómez a la gubernatura del Estado de México, morenista en el afecto del tabasqueño.

Pero otros gobernadores de oposición en su momento también colaboraron y AMLO no fue recíproco acudiendo ni al último informe. Tal vez no hubo espacio en la agenda del mandatario nacional o no era la circunstancia propicia.

Una circunstancia como la de ahora: La víspera del inicio del proceso electoral para la sucesión presidencial y el aparente resurgimiento de la oposición agrupada en el Frente Amplio por México con una competitiva candidata presidencial como Xóchitl Gálvez.

Quizá sea ese uno de los mensajes que manda el presidente AMLO con su presencia en el informe del gobernador mexiquense: Que el surgimiento de la oposición es aparente (o cuando menos endeble) porque él, el jefe político de Morena, tiene de su lado a liderazgos de oposición como son los gobernadores, quienes controlan estructuras partidarias.

Un mensaje de oposición desarticulada a partir de gobernadores (los pocos que le quedan a la oposición) y ex gobernadores, quienes cambiaron todo por su libertad.

Además, con la sumisión de Alfredo del Mazo, el tabasqueño parece ponerle punto final a las dinastías de poder priista en la entidad semillera del Grupo Atlacomulco y los Golden Boys.

En fin, como sea, el presidente López Obrador está en lo suyo como jefe político de Morena: desarticular y exhibir a la oposición rumbo a la sucesión presidencial.

El culpable no es AMLO, quien solamente ha aprovechado política y electoralmente las debilidades de gobernadores de oposición (incluidos algunos que ya no están en funciones). Han de ser tan atroces sus actos de corrupción, que no les quedó otra que rendirse.

EXPULSAR A DEL MAZO…¿Y OTROS?

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”), habló de la posibilidad de expulsar a Alfredo del Mazo Maza por mostrar sumisión a AMLO.

¿Y procederá igual en el caso de otros priistas? Ahí está el caso, por ejemplo, de Alejandro Murat, quien en su momento como gobernador de Oaxaca mostró colaboración con el presidente López Obrador, reconocida por éste públicamente.

En democracia, debe darse la colaboración institucional del Presidente de la República y los gobernadores de las entidades federativas emanados de partidos distintos al suyo; debe verse como una relación normal dada en beneficio de la ciudadanía en general. Sin embargo, ha sido distinto.

En Oaxaca, el PRI también perdió la gubernatura. Había razones de sobra: hartazgo hacia el gobierno priista, una fuerte presencia de Morena y de AMLO, acciones sociales del Gobierno Federal, y el abandono del priismo por parte de Alejandro Murat.

Una de las diferencias entre el caso Estado de México y Oaxaca, es que el presidente López Obrador no asistió al informe de Alejandro Murat. No obstante, sonó el nombre del entonces mandatario estatal para incorporarse a la Secretaría de Educación Pública o a una embajada.

Y Alejandro Murat sigue en el PRI, incluso fue considerado como prospecto a la candidatura presidencial.

En fin.

[email protected]