La organización electoral en Morena y la oposición…

0
177

Organizativamente la meta de Morena es tener un comité de defensa en cada una de las secciones electorales del país; en total alrededor de 70 mil, según informó el líder nacional de este partido político Mario Delgado Carrillo.

Y esa, la organización seccional, es la estructura electoral básica que debe tener todo partido político que pretenda obtener buenos resultados en elecciones populares como las concurrentes de 2024. Es la estructura que garantiza el activismo político, la afiliación, cierta vigilancia y la movilización.

¿La oposición también contempla una meta similar? ¿O cuántos comités seccionales prevé el PAN, el PRI, el PRD? ¿O la estructura electoral básica en estos partidos políticos se limita a sus respectivos comités municipales?

Como sea, si la oposición no cuenta con estructura básica, entonces Morena les lleva ventaja en la organización electoral con la suma además de la estructura de sus aliados, el PVEM y el PT.

Esa estructura es parte de la maquinaria morenista, que solamente podría fallar si Morena la conforma falsamente, o con cuadros inconsistentes, o si no cumple con los acuerdos con los integrantes de los comités (quedarse con el dinero de las estructuras no es práctica exclusiva de priistas, también es de morenistas).

En fin, la organización electoral es una condición sine qua non para el éxito electoral o por lo menos para la obtención de resultados decorosos. Y cuando una buena organización electoral se conjuga con un arrollador respaldo ciudadano, es triunfo seguro, como ocurrió con Morena en el 2018.

Rumbo a las elecciones de 2024, Morena ya no contará con ese abrumador respaldo de la sociedad civil que le dio la victoria electoral. Pero tiene voto cautivo (que al final de cuentas en su mayoría es voto ciudadano aunque no volátil) y tendrá estructura; estos factores representan una diferencia importante respecto de la oposición.

La oposición por su parte se ve harto confiada en el respaldo ciudadano hacia la virtual candidata presidencial, Xóchitl Gálvez Ruiz, pero ella sola no podrá si no cuenta con una estructura básica del PAN, del PRI y del PRD, a menos que conforme una estructura paralela a estos partidos políticos.

Contrario de la virtual candidata presidencial oficialista Claudia Sheinbaum Pardo, para la cual Morena conforma toda una estructura electoral básica, además de que ya cuenta con la estructura amplia y de alto nivel. Teniendo ésta, probablemente ahora va a la conquista del voto ciudadano, pues los convencidos de por sí ya están de su lado.

CLAUDIA EN OAXACA 

Claudia Sheinbaum eligió Oaxaca para iniciar una gira de trabajo para tomar protesta a los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación. Esta labor que forma parte de la organización electoral tiene el propósito de “sumar y convocar a la unidad”, según dijo Mario Delgado.

Oaxaca, donde el jefe político de Morena, Salomón Jara Cruz, fue uno de los primeros en sumarse a Claudia. Así que si ella gana la elección presidencial, le irá bien al gobernador de Oaxaca, tendrá todo el respaldo del Gobierno Federal para concretar sus proyectos.

Oaxaca, donde la mayoría de los diez diputados federales oaxaqueños de Morena respaldaron a Marcelo Ebrard. Desde la elección de gobernador han jugado distinto a las decisiones internas del partido guinda. Entonces, Sheinbaum arrancará su convocatoria a la unidad en un lugar propicio.

Con tal experiencia, tal vez ahora la virtual candidata presidencial morenista permita a Jara Cruz el voto de calidad en la decisión de las candidaturas del partido guinda a las diputaciones federales, así como a las senadurías.

[email protected]