Arrancadero

0
140

El proceso para cambio de rector en la UNAM continúa y bajo su Ley Orgánica. La Junta de Gobierno ya tiene oficialmente a 17 postulantes. La lista enmarca a universitarios interesados en dictar las normas y conductas de la Casa de Estudios en donde descansa el proyecto académico, cultural y social más importante para la nación.

El cambio antecede al final del ciclo sexenal y al inicio de una nueva etapa en la política y gobernabilidad. Por ello quienes pretenden llegar a la rectoría deben ajustar sus relojes de vida y adaptarse de igual forma a dinámicas distintas al interior de nuestra democracia.

Personajes como (en orden alfabético) Sergio Alcocer, Raúl Contreras Bustamante, Leonardo Lomelí dejan una estela de avances importantes en su campo para dar brillo a la Institución. Damas del perfil de Laura Acosta, Patricia Dávila o Guadalupe Valencia abren el espectro de oportunidades. Algunos se apuntan para beneficiar más al gobierno federal que a las urgencias de la educación, ni para mencionarlos.

Medios de comunicación diversos inyectan reflexiones sobre proceso como el periódico La Prensa que publica “PROSPECCIÓN…. El director de la Facultad de Derecho de la UNAM, Raúl Contreras Bustamante suena como uno de los más fuertes contendientes a ocupar la rectoría de la máxima casa de estudios del país.

Con una sólida trayectoria, cuenta con una antigüedad académica de más de 33 años, es coautor de 22 libros de estudios jurídicos y autor de cuatro obras. Ha ocupado diversos cargos públicos, y recibido diversas distinciones, preseas y reconocimientos de instituciones como la Legión de Honor, el Club de Periodistas, la Asociación Nacional de Doctores en Derecho, el Instituto Cultural México Israel y del Congreso de la Ciudad de México, donde le impusieron las Medallas al Mérito Docente “Jaime Torres Bodet” y “Profesor José Santos Valdés García De León”.

Colegas como Víctor Sánchez Baños a través de la Agencia Quadratin apunta: “Estamos a unas cuantas semanas de la elección del próximo rector de la Universidad Nacional Autónoma de México; un puesto clave en la política nacional y en especial en la estabilidad de los grupos en el control de los estudiantes a nivel universitario. Estos grupos, algunos manejados desde el gobierno y otros en los partidos políticos, así como por otras organizaciones con poder y dinero, quieren tomar el control de la UNAM, una institución que cuenta con 370,000 alumnos en todo el país y, al mismo tiempo, tiene más de un centenar de universidades privadas incorporadas en el país. Aunado a ello el rector es el más influyente entre los directores de universidades públicas y privadas, incluso con gran reconocimiento internacional”.

Y es que no hay duda, la UNAM es el eje motor del país, es el recipiendario de nuevas generaciones que buscarán preparación académica suficiente para impulsar el desarrollo comunitario, es la sede de la excelencia y los valores.

Encabezar a la institución es moldear el futuro próximo de los mexicanos donde deben establecerse nuevos códigos de unión social y el fortalecimiento del Estado de Derecho.

Se requiere entonces tener capacidad de mando y experiencia, pero también un amplio conocimiento de política. No sería permisible ni justo que el proceso se disminuyera a un poco necesario debate sobre el género. La UNAM presenta la obligación de autocalificarse por el talento. Menos no merece.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquense tv canal 34.2, izzi135 y mexiquense radio.

@cramospadilla