Dominio

0
136

Aún no concluía la publicación de mi colaboración de ayer (Aliados) cuando la Embajada de Israel en México fijaba una dura postura contra el gobierno mexicano, en lo personal contra AMLO: “La Embajada de Israel en México desea expresar su inconformidad por las declaraciones de esta mañana del presidente Andrés Manuel López Obrador, en relación a los eventos en Israel.

“Valoraríamos que el Gobierno de México pudiera considerar una posición que condene de manera contundente los actos barbáricos perpetrados por la organización terrorista Hamas.

“Creemos firmemente en la importancia de condenar aquellos actos que ponen en peligro la vida de los civiles, así como rechazar cualquier manifestación de terrorismo que amenace la estabilidad regional e internacional”, dicta en su parte sustantiva el comunicado.

Y es que, a mi criterio y lo expresaba ayer, AMLO ha equivocado el camino dándole la espalda a los aliados naturales y obligados de México para abrir espacio y honores a naciones populistas, con regímenes dictatoriales y fomentar la amistad con tiranos a nombre del pueblo de México.

Las severas críticas a organismos internacionales desde la ONU, la OEA e incluso el Comité Nobel dejan a nuestro país muy débil diplomáticamente y gran parte de estas consecuencias se las debemos a un sumiso y atropellado Marcelo Ebrard que nos metió, cumpliendo órdenes, en un desorden de estabilidad diplomática y en la más grave crisis migratoria de nuestra historia. Lo que estamos viendo en el conflicto del cercano oriente es uña ejercicio de dominio e imposición desde hace 4 mil años por arrebatos, primero religiosos, segundo, económicos, y tercero de poder.

Los ataques son inenarrables por su barbarie. Hay quien se asombra de la decapitación de bebés (¿y que esperaban de estos mercenarios asesinos? ¿O somos tan ingenuos que los terroristas que impactaron aviones en Nueva York tenían piedad o lo sicarios mexicanos narcotraficantes que mutilan y desollan vivos a sus víctimas?), pero no hacen eco del envío de armas químicas a hospitales o escuelas públicas. Lo sofisticado del armamento nos indica para qué se está utilizando a la tecnología. Sin considerar el ejercicio nuclear observamos la tragedia de la destrucción.

Las mismas familias de los terroristas degolladores están recibiendo las cargas de explosivos del otro bando. Hace poco esos misiles impactaron en un centro comercial en Gaza lleno de gente inocente.

AMLO, disfrazado de redentor, no ha entendido su responsabilidad en el manejo de la nación. Parecería tibio e indecisión, pero se empeña en el engaño y la falsa tolerancia. Estamos en riesgo y en un alto riesgo. Las relaciones con Estados Unidos pasan por un pésimo momento y no estamos lejos de que usen nuestro territorio para infiltrar a terroristas hacia los Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración y la propia Secretaría de Gobernación no aplican ningún filtro migratorio sanitario ni de seguridad. Vimos el ingreso a México de grupos de marasalvatruchas por la política de libres fronteras.

Lo expresé, México debe ser consistente, saber quiénes nos pueden favorecer e incluso defender. Donde están las bondades comerciales y de salud. En qué zonas se generan las inversiones y se alienta al empleo. Cuba, Venezuela y Nicaragua no pueden corresponder a estos apartados.

Llama la atención el mensaje público del embajador Arturo Sarukhan: “Esta es la cara de la política exterior mexicana hoy en día: un presidente que no llama a Putin agresor, invasor y violador del derecho internacional; que no llama a Díaz Canel, Maduro y Ortega dictadores represivos y autoritarios, y que ahora se resiste a llamar a Hamas terroristas”.

Rusia está condenada en el mundo por su cobarde y criminal injerencia en Ucrania y México, nuestro México bailando en un mediocre populismo anacrónico que ha despertado el rompimiento con otras naciones y ahora se suma el reclamo de Israel.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal34.2, izzi 135 y mexiquense radio.

@cramospadilla