¿Pasa algo en la relación Morena-Verde?

0
59

Tan cuates, y que Ricardo Monreal le baja una senadora al Grupo Parlamentario del PVEM de Manuel Velasco. Bien dice la vox populi, quien traiciona una vez traiciona siempre.  

Verónica Camino Farjat apenas en el 2015 era legisladora local del PRI, de ahí saltó al Verde tras ganar la senaduría en segunda fórmula siendo priista pero como propuesta del PVEM, y ahora se refugia en Morena.

¿Falta de convicción ideológica? ¿Oportunismo? ¿Conveniencia? ¿O le han hecho feo en los partidos políticos por dónde ha pasado? Más bien parece de las personas privilegiadas.

¿Qué le hicieron en el Verde que rompió su compromiso de mantenerse como senadora de esta bancada? Dicen que se molestó porque nadie hizo nada por quitar al dirigente del partido en Yucatán, con quien tiene pleito. Tampoco se lleva con el gobernador.

En fin, el caso es que Verónica Camino se pasó a la bancada de Morena, liderada por el “compadre” de Manuel; por lo menos así se dicen. Y el salto de la legisladora provocó el amago público del Grupo Parlamentario del Verde de romper la alianza legislativa con los morenistas por gandallismo.

Bueno, ¿Verónica se fue de motu proprio o Monreal le guiñó el ojo?

En un video en redes sociales ella dijo: “Hoy me sumo a la transformación de México, porque estoy convencida que la prioridad es el trabajo por la ciudadanía y la defensa de sus derechos. Agradezco la invitación a unirme a @MorenaSenadores, que acepto con el compromiso de continuar trabajando por Yucatán y México”. 

Pero además precisó que la invitación se la hizo el senador Ricardo Monreal. Esto comprueba que en política no hay amistades, solo conveniencias. ¿O es un transfuguismo pactado?

Como sea, pero Manuel no se dejó y le ganó el golpe mediático a Ricardo, con el amago de romper la alianza legislativa entre el Verde y Morena, donde de que son gandallas lo son; en eso tiene razón Coello.

Monreal bien pudo convencer a Verónica de quedarse en la bancada de el Verde, pero la jaló. Ella dice que él la invitó a sumarse al Grupo Parlamentario de Morena. Ni modo que ahora Ricardo diga lo contrario.

Pero ¿en serio la romperá? Difícilmente.

Quizá el amago le sirva al Verde para negociar algunas cosas más en el Senado, donde a pesar de que en el primer trecho del actual periodo ordinario de sesiones darán prioridad a asuntos que salen solo con votación de mayoría simple, luego vendrán aquellos de mayoría calificada y ahí necesitarán al Verde.

¿PASA ALGO EN LA RELACIÓN MORENA-VERDE? 

A ver qué pasa. Puede que hasta haya algo de cierto en el amago; más bien en la relación Verde-Morena, Morena-Verde, porque hay por ahí reflejos en candidaturas a cargos de elección popular para las próximas elecciones concurrentes.

En algunos casos, Moreno no ha querido ir con el Verde. Por ejemplo, para la gubernatura en San Luis Potosí con Ricardo Gallardo; ni en Oaxaca para la elección a las diputaciones federales, ni locales ni nada.

Algo pasa en Morena cuando los líderes nacionales deciden una cosa, y los órganos colegiados otra. ¿Democracia interna? ¿Tribalismo superando a la dirigencia? ¿Predominio del ala radical? ¿Mario Delgado es controlado por el Consejo?

Como sea, en varios casos han reculado en las decisiones. Incluso, en algunas entidades federativas se han registrado desprendimientos de Morena, los cuales se han ido al Verde.

Eso, que a veces parece soberbia, puede costarle espacios a Morena, y, obvio, aliados.

¿SE LES VA IRINEO? 

En Oaxaca está a punto de irse de Morena el diputado federal Irineo Molina Espinoza, quien –hasta donde se sabe— busca la postulación para la presidencia municipal de San Juan Bautista Tuxtepec.

Sin embargo, el grupo liderado por el senador Salomón Jara Cruz tiene como prospecto para dicha candidatura a la diputada Laura Estrada Mauro.

Entonces, Irineo podría ser el candidato del Verde para la alcaldía tuxtepecana; una de las más redituables política y económicamente en la entidad.

Correo: rosyrama@hotmail.com