Monreal mete mano a la reforma eléctrica y la saca adelante

0
48

Con al menos dos cambios simples, el zacatecano Ricardo Monreal saca adelante otra reforma controvertida y echa abajo la posibilidad de que esta iniciativa termine en una ola de juicios en tribunales internacionales.

El primer cambio fue de una palabra. En lugar de “deberá” quedará en la nueva Ley sobre la Industria Eléctrica, la palabra “podrá” con lo cual el zacatecano derrumbó los reclamos de la oposición y los temores de los industriales del ramo y de la planta productiva en general.

La otra modificación fue la que establece que cualquier cambio de los convenios o contratos firmados, o los que se van a suscribir a partir de ahora, deberán pasar primero por un proceso de “derecho de audiencia”, es decir, quienes se inconformen podrán rebatir en una instancia oficial interna la decisión que les afecte.

Los cambios y una amplia explicación sobre el todo de la reforma de la Ley de Energía Eléctrica fueron dados a conocer por el propio presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la mayoría de Morena en el Senado con el proceso de debate ya adelantado en el Pleno de la cámara alta.

LO QUE LOGRA UNA SIMPLE PALABRA

Asediado y confrontado por el reclamo de sectores importantes como el los industriales y los del sector financiero, sin contar con los internacionales, quienes le advertían constantemente con comentarios de que tal como envió el presidente Andrés Manuel López Obrador su iniciativa preferente (lo que obliga a diputados y senadores a tramitarla en tiempo específico), su aprobación provocaría un alud de juicios y graves pérdidas de confianza y dinero por indemnizaciones, Monreal puso a trabajar su habilidosa e ingeniosa neurona  y finalmente encontró la solución.

Todo con el cambio de una palabra por otra. En la iniciativa presidencial se decía que la CFE “debería” privilegiar, o dar prioridad, preferencia a la producción o compra de energía con combustóleo y carbón porque ello le garantizaría menos pérdidas y mayor soberanía.

Los industriales y ecologistas se prendieron de la lampara, porque esa decisión no sólo impondría un mecanismo autoritario, sino muy costoso para los consumidores de energía eléctrica y sobre todo una emisión mayor de contaminantes.

Todo iba mal con eso.

Ante este panorama de advertencias y presagios de conflicto, se le ocurrió cambiar de palabra: en lugar de “debería” la reforma dirá, “podría” con lo cual da opción a que la CFE opte en algunos casos por el uso de energías limpias en lugar de usar combustóleo o carbón.

Ello abriría la alternativa de optar por diferentes opciones y con ello bajar la rijosidad de los consumidores y los ambientalistas.

SE ABRIRÁN INSTANCIAS DE NEGOCIACIÓN

La segunda solución vino al introducirse en la reforma la creación de una instancia de negociación interna, para abrir la garantía de ser escuchados.

Luego de ser aprobada por los senadores el dictamen de la reforma de la Ley de la Industria Eléctrica regresará a San Lázaro para que sea a su vez aprobada de nuevo por los diputados.

EL DEBATE

Hasta poco antes de que Monreal presentara sus propuestas de cambio, lo que ocurrió al filo de las 8 de la noche, los senadores de todos los partidos habían iniciado un proceso de discusión que se perfilaba para durar toda la noche y madrugada.

En el dictamen, los senadores coincidieron con la propuesta de la Cámara de Diputados para rescatar y fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad cuyo carácter estratégico es fundamental para mantener tarifas bajas en beneficio de los usuarios finales y proteger los intereses de la nación.

En ese contexto los legisladores de Morena y sus aliados del PT y Verde, adelantaban que votaría a favor de la aprobación del dictamen por que la propuesta de AMLO “busca reivindicar a la CFE como Empresa Productiva del Estado y garantizar la confiabilidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional”.

Todos ellos recibieron la indicación previa de que esta reforma significa “la instauración de un nuevo orden en el sistema de despacho de los generadores eléctricos, así como el fortalecimiento de la rectoría del Estado para dirigir las actividades de planeación del Sistema Eléctrico Nacional, a través de la Secretaría de Energía.

“Y ello se haría con una modalidad en el otorgamiento de los Certificados de Energías Limpias que elimina la obligatoriedad de compras por subastas y la revocación de los permisos de autoabastecimiento, que hayan sido obtenidos en fraude a la ley y que continúen surtiendo sus efectos jurídicos”.

Otro de los aspectos de la reforma, es el que considera la revisión de la legalidad y rentabilidad, para el Gobierno Federal, de los contratos suscritos con productores independientes de energía.

El proyecto señala que el cambio normativo propuesto de ninguna manera implica la concesión de un trato preferencial a la CFE, en detrimento de los competidores del mercado eléctrico mayorista.

Lejos de ello, se establece en la reforma el principio angular consagrado en el artículo 25 constitucional, conforme al cual al Estado le corresponde la rectoría del desarrollo nacional, por lo que tiene a su cargo la planeación, conducción y coordinación de la actividad económica nacional.

Así, al presentar el dictamen en sesión a distancia, la senadora Rocío Adriana Abreu Artiñano, presidenta de la Comisión de Energía, señaló que frente a la situación actual que vive el sector es necesario dar un cambio radical a las políticas energéticas, en particular a la eléctrica.

Subrayó que la finalidad es lograr el bienestar de los mexicanos, mantener una industria eléctrica fuerte, sana, autosuficiente, creadora de empleo y en crecimiento, para que siga siendo el pilar de desarrollo.

La legisladora de Morena indicó que la importancia del sector energético nacional es ampliamente reconocida, pues se trata de un área estratégica, no sólo desde el punto de vista económico, sino que es factor clave de la política exterior y vital para la seguridad nacional y el bienestar de las familias mexicanas.

LA OPOSICIÓN NO SE ENGANCHA

A nombre del PRI, la senadora Claudia Ruiz Massieu, presentó un voto particular en contra del proyecto. Acusó a la bancada mayoritaria de rendirse a presiones presidenciales y no luchar por el beneficio del pueblo de México.

“Este proyecto es desaseado e ilógico. Su implementación no prosperará, pues, por un lado, establece disposiciones que son contrarias al mandato de la CFE, como empresa productiva y obliga al Estado a adquirir energía cara, sucia e ineficiente, además de que viola los tratados internacionales”, insistió.

A su vez la senadora Alejandra Noemí Reynoso, del PAN, presentó igual un voto particular en contra. Y explicó que esta reforma no garantiza el derecho a la salud, a un medioambiente sano e impide la libre competencia.

Dijo que su fracción considera esta reforma como inconstitucional, porque además de incumplir tratados internacionales, vulnera los procesos legislativos al no someterse al método de un parlamento abierto.

VA LUPITA JONES POR PRI, PAN Y PRD EN BC

Luego de más de dos meses de incertidumbre y dudas, PAN, PRI y PRD lograron el acuerdo para lanzar la ex Miss Universo Lupita Jones como su candidata a la gubernatura de BC.

La formadora de reinas de la belleza, competirá así contra Jorge Hank Rohn que representará al PES y contra Marina del Pilar Ávila, quien representará a Morena, Verde y PT.

El anuncio se realizará formalmente hoy desde Tijuana.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa