En las redes

0
113

José Fernando González Sánchez anda confundido: los partidos políticos no son propiedad privada y la educación no es un pretexto superficial para ascender al poder. México intenta nuevamente reconfigurarse con distintas opciones, posiciones y oposiciones en el cuadrilátero político para enderezar el camino.

El registro de las nacientes opciones debe pasar por una rigurosa inspección, auditoría y reglamentación electoral para proceder a su operación. No es nada sencillo y de lograrse no se trata de un ejercicio unipersonal. El financiamiento a los grupos políticos además de oneroso es cubierto a través de la contribución fiscal de nosotros los ciudadanos quienes al tiempo definimos su estancia o desaparición.

José Fernando González comete un enorme error, considera que Redes Sociales Progresistas nace, se funda, busca el registro y la aceptación social sólo por su intervención.

Cierto que en alguna ocasión, en la administración de Peña Nieto buscó ser titular de la Secretaría de Educación, no llegó, pero eso no amerita, condecora o reconoce su capacidad que presume. La nación demanda de agrupaciones serias, convincentes, con una posición definida, que exhiba moral y proyectos no nombres y apellidos, vamos ni biografías. El país demanda más, exige mas.

Vemos hoy un nutrido grupo de artistas, cantantes y futbolistas que metidos en una absurda ambición creen tener los tamaños suficientes para representar a millones de personas y ser gestores de satisfactores. Pero pretender lanzar un esquema basado en egolatrías prepotentes permite el riesgo de llevar al fracaso a una agrupación que aún no experimenta el filtro de una elección.

La labor debe ser integral, en conjunto, buscando experiencias y combinarlas con creatividad, no de otro modo. El binomio política/educación es un polvorín muy delicado como para tratarlo como mera estrategia propagandística. Incluso la pandemia ha modificado ritmos y dinámicas en las formas y fondos de la instrucción pública, pero si pretendemos aceptar que la capacitación académica de nuestros jóvenes descansa en traiciones políticas o pleitos callejeros a navajazos estamos encendiendo una mecha muy, pero muy peligrosa.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2