Herramientas para “Análisis de Coyuntura” en Politing: 5 Categorías

0
97

“El defecto inherente del capitalismo,

es el reparto desigual del beneficio.

El beneficio inherente del comunismo,

es el reparto equitativo de la miseria”. Churchill

Los “Análisis de Coyuntura” dan seguimiento a las tendencias más significativas de la campaña política y del proceso de Politing. Para ello, se utilizan cinco herramientas: (1) Acontecimientos, (2) Escenarios, (3) Actores, (4) Relación de fuerzas y (5) Articulación. Bien vale la pena profundizar cada una.

  1. Los Acontecimientos: Hay que distinguir entre hechos y acontecimientos. Todos los días ocurren muchos hechos, pero sólo algunos se consideran acontecimientos y son los que adquieren sentido especial para un país/grupo/persona. Caerse de un caballo puede ser un hecho sin importancia, pero sí el que se cae es el presidente, es un acontecimiento para el país; el nacimiento del hijo de un trabajador es un acontecimiento para la familia; un beso puede ser un hecho común, pero el de Judas fue un acontecimiento. Existen hechos que se constituyen en acontecimientos (huelgas, elecciones, golpes militares, catástrofes, descubrimientos) y por su -dimensión e impacto- afectan la vida de muchas personas y de la sociedad. En el “Análisis de Coyuntura” lo importante es detectar los acontecimientos, distinguirlos de los hechos y clasificarlos según su importancia y peso, que siempre son relativos y dependen de la óptica de quien analiza pues una coyuntura puede ser buena para alguien y pésima para otros: un ladrón en un lugar vigilado, piensa que la coyuntura es mala para él, pero un elector en ese sitio opina lo contrario. Se parte de los acontecimientos porque ellos indican siempre ciertos «sentidos» y revelan la percepción que una sociedad o grupo social, tienen de la realidad y de sí mismo.
  2. Los Escenarios: Toda acción se desenvuelve en determinados escenarios. El escenario de un conflicto se traslada de acuerdo con el desarrollo de la lucha: de las calles al parlamento, de allí a los ministerios y de allí hacia otros círculos de poder. Cada escenario tiene particularidades que influencian el desarrollo de la lucha y a veces, el cambio de escenario varía el proceso. La capacidad de definir los escenarios donde se dan las luchas, es un factor de ventaja importante. Cuando un gobierno consigue trasladar la lucha de las plazas hacia los gabinetes ya está -de alguna forma- trasladando las fuerzas en conflicto hacia un campo donde su poder es mayor.
  3. Los Actores: Representan un papel dentro de una trama de realizaciones. Un determinado individuo es un actor social cuando él representa algo para la sociedad (grupo/partido/país, etc.) al encarnar una idea, una reivindicación, un proyecto, una promesa o una denuncia. Las categorías sociales o los grupos también pueden ser importantes actores sociales, lo mismo que las instituciones, sindicatos, partidos políticos, periódicos, radio, TV., las Iglesias, etc.
  4. La Relación de fuerzas: Las clases sociales, los grupos, los diferentes actores locales están en relación unos con otros. Esas relaciones pueden ser de enfrentamiento/coexistencia/cooperación y siempre revelan relaciones de fuerza/dominio/igualdad o subordinación. Es decisivo para extraer consecuencias prácticas, verificar la relación de fuerzas para tener una idea más clara de cómo se da esa relación. Algunas veces esa relación de fuerzas se revela a través de indicadores cuantitativos, como en una elección el número de votos indicará la relación de fuerzas entre partidos, grupos, clases sociales. Otras veces, se deben buscar formas de verificación menos «visibles» como ¿Cuál es la fuerza de un movimiento social o político emergente? La relación de fuerzas no es un dato inmutable y fijo sino que sufre cambios permanentes. Por eso, la política está llena de sorpresas: un candidato o partido político puede pensar que mantiene una relación de superioridad pero cuando demuestra su «fuerza», la relación cambió y deben explicar su derrota o victoria.
  5. La Articulación: Es la relación entre coyuntura y estructura que da lugar al análisis de acontecimientos, que son eventos que tienen como telón de fondo las «estructuras». De ahí que se busque siempre esa articulación entre estructura y coyuntura. Lo importante es saber que los acontecimientos, la acción desarrollada por los actores sociales generando una situación o definiendo una coyuntura, no se da en el vacío: tienen relación con la historia/el pasado/cuestiones sociales/económicas/políticas establecidas a lo largo de un proceso más prolongado. Una huelga general marca una coyuntura, es un acontecimiento nuevo que puede provocar modificaciones más profundas pero es el resultado de un proceso más largo y está situada en una determinada estructura industrial que define sus características básicas, alcances y límites.

A pesar de las ventajas de estas categorías en el “Análisis de Coyuntura”, poco le ayuda un gerente de Políting a un candidato cuyo libro de cabecera sea «gerenciar en 1 minuto».