Morena ya no tiene pretexto de fraude; pues acreditó casi el 100% de representantes ante casillas

0
182

Para la jornada electoral del próximo seis de junio, el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) acreditó el 93.24% de representantes ante Mesas Directivas de Casillas y 108.75% de representantes generales, de acuerdo a la información del Instituto Nacional Electoral (INE).

Y aunque a partir del 29 de mayo se conocerán los nombramientos definitivos de los representantes de todos los partidos políticos, pues todavía hubo sustituciones, es una muy buena noticia que Morena haya acreditado casi el 100% de representantes ante casillas y generales.

¿Por qué buena noticia? Porque la estructura partidaria en casillas garantiza la transparencia en el desarrollo de la votación, que ésta se lleve a cabo conforme a la ley y a los lineamientos emitidos por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Por tanto, al contar con casi el 100% de representantes, Morena ya no tiene pretexto para argumentar fraude en las elecciones del próximo seis de junio.

Porque como comentábamos en columna anterior, los representantes ante las Mesas Directivas de Casilla y generales, pero sobre todo los primeros, son clave para ganar o perder la elección, lo mismo que los representantes partidistas ante los consejos electorales.

Porque son algo así como los porteros de los partidos en la cancha electoral.

Tanto así, porque los representantes acreditados debidamente ante las Mesas Directivas de Casilla cumplen funciones vitales como los siguientes:

Participan en la instalación de la casilla y actividades hasta su clausura; observan y vigilan el desarrollo de la votación; reciben copia de las actas de instalación, cierre de votación y del conteo de votos; presentan escritos relacionados con incidentes ocurridos durante la votación, y escritos de protesta; y pueden acompañar al presidente de la casilla al consejo electoral competente para hacer entrega de la documentación y el expediente electoral, etc.

En tanto, los representantes generales realizan funciones como estas: Comprueban a presencia de los representantes de su partido ante las mesas directivas de casilla en su área de acción, reciben informes de ellos, y cuando éstos no estén pueden presentar escritos de protesta, además de escritos de incidentes en cualquier momento.

Entonces Morena, al acreditar prácticamente el 100% de representantes, cuenta con la estructura para vigilar que la votación y el conteo de votos se lleve a cabo correctamente, conforme a la norma.

Así que Morena puede respirar con tranquilidad; con la totalidad de representantes, nadie podrá robarle la elección.

Además, eso de anticipar fraude en las votaciones es tanto como dudar e insultar a los funcionarios de las Mesas Directivas de Casilla, que son ciudadanas y ciudadanos seleccionados mediante una doble insaculación; o sea, al azar. Y que son capacitados por la autoridad electoral.

Además, miren, algo bien importante: Los representantes de los partidos políticos y de candidaturas independientes reciben una copia de las actas de escrutinio y cómputo de las casillas donde actuaron; actas en las cuales constan los resultados de las votaciones.

Entonces ningún partido que acredite la totalidad de representantes ante las mesas directivas de casilla y generales, se puede decir engañado. Ni siquiera aquellos partidos que no acrediten el 100% de dicha estructura electoral, pues bien saben de la importancia de la misma.

QUÉ NO SEA A LA INVERSA 

Sí, ojalá no ocurra a la inversa: Que Morena sea el partido político que haga las trampas, aprovechando que tendrá prácticamente estructura completa ante las Mesas Directivas de Casilla y generales.

Trampas sobre todo donde sus candidatos o candidatas vayan perdiendo.

Correo: rosyrama@hotmail.com