Objetivos del Citymarketing dentro del Politing: Muchos y variados

0
47

“Después de escalar una montaña muy alta,

descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar”. Mándela

Todo gerente de Politing bien sabe que ninguna ciudad es igual a otra y que también sus objetivos -en cuanto a desarrollo y promoción- son propios y particulares. Sin embargo, para fines prácticos, es útil clasificar los objetivos de Citymarketing en ocho grupos, que no son ni exclusivos ni excluyentes al considerarlos dentro del Politing. Veámoslos.

  1. Aumentar el atractivo de la ciudad, como lugar de trabajo: El desarrollo de los países se ha caracterizado por un desplazamiento de la mano de obra del sector primario al secundario y posteriormente al terciario y en esta era de la información ya se está creando y modelando ciudades dedicadas exclusivamente por y para ella. Al unísono con este proceso, el bienestar económico de las ciudades pasó a depender de las ventajas que tenían por su localización. Así, la infraestructura necesaria para importantes proyectos, los incentivos financieros y una clara administración del mercado laboral, han sido la base para que el Citymarketing promueva una ciudad y la convierta en lugar atractivo para realizar negocios, invertir o como simple lugar de trabajo.
  2. Incrementar el atractivo de la ciudad, como lugar de residencia: Bien sea para aumentar el deseo de vivir en ella o para o evitar que los ciudadanos emigren, muchas ciudades han intensificado sus esfuerzos para incrementar sus atractivos como lugar de ideal para residir y para ello han recurrido al Citymarketing. Una de las razones para atraer el mercado de residentes es establecer habitantes con características o conocimientos especiales (doctores, profesionales específicos, pensionados) para mejorar el perfil demográfico o el potencial financiero de la ciudad.
  3. Acrecentar el atractivo de una ciudad, como área de recreación y descanso: Recientemente, aspectos como el arte y la cultura han sido utilizados exitosamente para aumentar el atractivo de una ciudad. Con mayor tradición están las ciudades dedicadas al recreo, placer o descanso y por extensión, aquellas con parques, climas ideales, facilidades deportivas, gastronómicas y/o culinarias, que han servido como base para estructurar los esfuerzos de Citymarketing. Y es que las ciudades con estos fines específicos, afectan la derrama económica estableciendo industrias complementarias que refuerzan los recursos financieros, entre otras, mediante el pago de impuestos.
  4. Incrementar el atractivo de una ciudad, como lugar de Negocios: De acuerdo con el punto 1, son muchas las medidas que se deben tomar con el fin de brindar el soporte necesario a las localidades con base en el Citymarketing. Bien sea que ya se tengan o que sea necesario construir, son factores que deben competir con lo que otras ciudades ofrecen, con el fin de atraer el capital. Adicionalmente, la promoción y salida de los productos de exportación debe ser adecuada, así como el suministro e importación de materias primas y bienes que no estén disponibles o a precios competitivos en la región.

5. Soporte para el Turismo: En un principio los esfuerzos de marketing estaban dirigidos a detectar algunos grupos de ciudadanos interesados en el turismo. Sin embargo, el concepto de Cambio Social Voluntario -como herramienta de Citymarketing– se ha utilizando exitosamente para cambiar factores demográficos, creencias, actitudes, valores y comportamientos, favorecido así, el turismo, a todo nivel.

6. Consecución de capital: Todos los puntos del 1 al 5, están enfocados a la consecución de capital y el Citymarketing ayuda a ello. Y es que el incremento de la movilidad espacial del capital y su acelerada internacionalización, ha intensificado la ya reñida competencia entre ciudades para atraer importantes fuentes de dinero.

7. Mejorar la imagen de la ciudad: Muchas ciudades construyeron su actual imagen, con base en su rica y/o reconocida historia o en factores de localización. Sin embargo, las a recesiones, deficientes administraciones, el aumento de las migraciones, el surgimiento de sitios deprimidos o inseguros dentro de las ciudades, hace que muchas requieran un lustre o brillo a su ya deteriorada y gastada imagen. Así mismo, se necesitan actividad de Citymarketing, bien sea para un cambio de rumbo en el énfasis sectorial o para aprovechar fortalezas y tendencias de desarrollo (culturales, de recreación, etc.) que refuercen o mejoren esa nueva imagen.

8. Bienestar Social: Sólo con mejorar el bienestar social, una ciudad puede ganarse una reputación como un buen lugar de residencia o que posee índices bajos de delincuencia. De todas formas, mejorarlo es un buen comienzo para definir los objetivos de Citymarketing incluidos en todos los puntos de esta relación.

Es conveniente, entonces, utilizar el Citymarketing, con algunos de estos ocho (8) objetivos, para evitar que hasta los ciudadanos de bien murmuren que lo que más les gusta de una ciudad, es lo que hay fuera de ella.