Truena revisar apoyos de bienestar y la calma chicha

0
276

En política dicen, hay momentos de asumir, momentos de sumarse y momentos de sumirse, en política como en el mar también hay tiempos, los marinos llaman “la calma chicha” a esa calma que se vive en altamar, presagio de tormentas, es una experiencia emotivamente impresionante, ver la tranquilidad del mar cuando no se mueve nada y hasta el viento cesa, mientras se ven en lontananza, nubarrones de tormenta, rayos con la oscuridad de un mal tiempo que parece distante pero que en minutos se vuelve tormentoso. El resultado de la consulta enfureció al dictador – acaso no se un dictador quien agrede e insulta desde Palacio – mientras rumia su coraje, en La Alianza, la oposición y el PRI trabajan, pareciera que después de la Consulta Ciudadana, nada se mueve y no ha pasado nada, pero no es así. En los partidos de oposición, hay mucho movimiento interno, sus presidentes parecen incansables, se mueven a una gran velocidad, entre su militancia que no se está quieta, como algunos quisieran, como dijera la famosa frase atribuida a Galileo Galilei “eppur si muove” “y sin embargo se mueve” las elecciones no paran, el próximo año habrá elecciones en seis estados de la república, Durango, Oaxaca, Aguascalientes, Hidalgo, Quintana Roo y Tamaulipas. MORENA ha aventajado suparticipación violentando el derecho, pues en todos esos estados como en la totalidad de la república ha nombrado a super delegados, que han sido conocidos como virreyes, que arbitrariamente y contra el principio de equidad y respeto a las formas, vamos, de manera atropellada e insultante con recursos públicos, tiene a un grupo de militantes haciendo campaña desde ahorita, en todos los estados con recursos públicos, lo saben los gobernadores y también los ciudadanos, ahí se reparte el dinero de las medicinas, el FONDEN, recursos para las guarderías y todos los fondos desaparecidos en la actual administración federal, para transmitirlos a los particulares por la vía de los apoyos gubernamentales y programas de bienestar que son la manera descarada de comprar votos y cosechar aplausos y agradecimientos traducidos en votos, por eso, ordenó el inquilino de Palacio revisar los apoyos, acaso quiere revisar quienes reciben y no apoyaron la consulta, cobrarselos o quitárselos. Que sí, otros gobiernos lo hacían, pero no los cobraban, no eran tan cínicos y descarados, que si los de hoy no son como los de antes, que sí lo hacen cínicamente, eso no importa, el resultado final es el mismo, manipular a los ciudadanos – que se dejan – comprando voluntades, violentando además del Derecho y la Constitución, lo más grave, las leyes de la economía, esas leyes ineludibles que cobran su alteración, como inflación, desempleo, desequilibrio de los factores económicos y al final la más temida de las crísis, la económica, pero en ella, no, en ella no piensa el gobierno.

El PRD está en una etapa de recomposición, de refundación para recuperar, de lo perdido lo que aparezca, el PAN por su parte, los principales actores y sus escisiones o eventuales rompimientos luego de que dejaran de ser partido nacional, trabajan arduamente por recomponer sus cuadros y sus fortalezas. El PRI también por su parte, su presidente está empeñado en sumar todos los esfuerzos considerados los disidentes en una operación incluyente, donde tiene clarísimo que su principal tarea es recomponer al único Partido, además de MORENA que aún conserva su registro nacional, Alejandro Moreno, opera en varias pistas, la organización de su asamblea, la operación cicatrizque re-una, al PRI, recupere a la militancia desencantada, alguna que se habría ido con el canto de las sirenas de MORENA, pero con la vista fija en reconocer lealtades y evidenciar traiciones, el PRI recupera su militancia histórica y competirá por ese segmento de población indecisa que inclina la balanza hacia el ganador, no se trata de sentar las bases para conformar un sistema bipartidista en México como muchos quisieran, similar al norteamericano, tampoco se trata de recuperar el poder como botín de guerra, se trata de fincar bases sólidas de lo que habrá de ser el nuevo sistema político mexicano, que no permita caer en los errores que han llevado al país al riesgo en el que ahora se encuentra, tarea difícil pero no imposible, en ella habrán de involucrarse todos los mexicanos, de ese tamaño es la tormenta que sucede a la calma chicha, porque de ese tamaño habrá de ser la calma que suceda a la tormenta.

Twitter Eduardo.Sadot

Face book: Eduardo Sadot

Instagram: eduardosadotoficial