La 4T en opinión de García Luna: El juicio, una comedia de suspenso

0
146

Meses antes de caer en las garras de la justicia de Estados Unidos, Genaro García Luna confió a dos académicos en una entrevista su visión sobre los protagonistas de la “cuarta transformación” que encabeza el presidente Obrador.

Como funcionario clave de los servicios de inteligencia García Luna tuvo acceso durante muchos años a los expedientes de la clase política y sabía el quién es quién de los hombres del poder y del sistema político.

En la entrevista que da cuerpo al libro “Las cinco vidas de Genaro García Luna” escrito por los académicos – investigadores Tony Payan, Doctorado en Ciencias Políticas por la Georgetown University y Guadalupe Correa-Cabrera, con Doctorado en Ciencias Políticas por The New School for Social Research, ciudad de Nueva York y con prólogo del académico del Colegio de México, Sergio Aguayo, el ex secretario de Seguridad Pública, García Luna señala:

“De Andrés Manuel López Obrador dijo: ‘Es el peor para México. ¿A quién va a poner [en el equipo]? ¿A Monreal? Tampoco lo dejan llegar a uno a su inner circle (círculo íntimo). Y a sus hermanos, él los ha traicionado… Es un tipo mesiánico, fantasioso’.

“Por otro lado, critica a Carlos Slim, de quien se llamó amigo personal (‘Soy amigo personal de él’), y dice lo siguiente: ‘Es tramposito… Carlos Slim no es inteligente, es gandalla, tramposo… sabe estar en el momento adecuado, en el lugar indicado’.

“Y sobre Andrés Manuel continúa diciendo: ‘Es tramposo, pero no rata. Su tipo de ambición es el poder, no el dinero. Él no quiere dinero; él es un mesías. Sus hijos sí son corruptos, él no. Es el único que se la ha enfrentado al PRI efectivamente, pues es igual que el PRI… acarrea masas, entre otras prácticas de ese tiempo… no representa precisamente un cambio real’.

“De manera sorprendente, García Luna revela pensamientos propios sobre la política mexicana, en cierta manera (quizá), envalentonado por el tiempo, las inquietudes intelectuales y el ambiente político cambiante. Nos dice, por ejemplo: ‘Ebrard, Polevnsky, Batres… son bien corruptos… La mejor de todos es Claudia Sheinbaum’.

“Asimismo, el extitular de la SSP emite juicios interesantes sobre personajes clave que llegarían a formar parte de la presente administración, los cuales quizá deban tomarse en cuenta pensando solamente en el hecho de que tuvo acceso a muchos expedientes policiacos y de inteligencia durante un tiempo considerable. Lo que sí sorprende es que Genaro se haya sentido lo suficientemente cómodo, desde el punto de vista político, para romper con la disciplina de su silencio y expresar opiniones políticas de gran peso”.

Los párrafos anteriores están contenidos en el libro “Las cinco vidas de Genaro García Luna”, en la Primera edición, 2020 publicada por El Colegio de México.

Sergio Aguayo cuenta al respecto que los profesores Guadalupe Correa-Cabrera y Tony Payan forman parte del Seminario sobre el crimen organizado, instituciones gubernamentales, sociedad y comunidad internacional.

“En alguna ocasión hablamos sobre un libro que estaban haciendo acerca del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa. Me enteré de que, como parte de su investigación, conversaron durante tres días con Genaro García Luna, el poderoso secretario de Seguridad Pública del sexenio de Felipe Calderón que actualmente —septiembre de 2020— está esperando juicio en Nueva York. Los alenté a sistematizar esas pláticas y de ahí surgió el texto que ahora presenta el Seminario como uno de sus documentos de trabajo”.

En fin.

Hace un par de días se suspendió la comparecencia del otrora súper policía en el gobierno del ex presidente Felipe Calderón.

El proceso en contra de García Luna se ha convertido en una novela de suspenso. Un hombre que acumuló en México un poder inconmensurable y que desde hace un par de años enfrenta en Estados Unidos un proceso como un capo de alta peligrosidad.

De último momento se suspendió su comparecencia que estaba programada para el pasado miércoles 8 de diciembre. Se reprogramó para el próximo miércoles 15 de diciembre a las 9 de la mañana.

El expediente de los delitos en su contra se reúne en más de un millón de páginas. Pero entre las evidencias hay uno en especial: un video donde García Luna sostiene un encuentro con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Se trata de una historia más del narco mexicano, la materia prima que nutre a la industria del espectáculo. En Estados Unidos se les juzga, en México se les protege.

La de 2021 será la tercera Navidad que García Luna la pasé confinado en una prisión. Y tal vez, será así para el resto de su existencia.

En diciembre pasado el gobierno del presidente Obrador presentó una solicitud de extradición para ser juzgado en nuestro país. El gobierno estadounidense la negó por instrucción del juez Brian Cogan, del distrito federal de Nueva York.

Simplemente no hay confianza en las autoridades mexicanas. Por eso ocurrió la extradición de “El Chapo” Guzmán el último día del gobierno del presidente Barack Obama concedida por el gobierno del presidente Peña Nieto. Las dos fugaz de Guzmán Loera fueron el principal argumento. Se tomó esa decisión de último momento ante la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y no presumiera como un trofeo de caza la extradición del capo sinaloense.

Por cuestiones de la pandemia se aplazó la comparecencia de García Luna hasta en cinco ocasiones. La del miércoles fue la sexta y última ocasión. Ahora ya se tiene una fecha decidida y con seguridad la sentencia se dictará a más tardar en octubre de 2022 en tanto se continúa con el proceso.

Los presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón empoderaron a García Luna.

En 2001 a los 33 años Genaro fue promovido por Fox como director de la Agencia Federal de Investigación y en 2007 a los 38 años Calderón lo incorporó a su gabinete como secretario de Seguridad Pública.