Mi definición de “Política Pública”: Puerta de entrada a ese campo. (1)

0
388

“…pero ni la puerta negra, ni cien candados, van a detenerme…”

Los Tigres del Norte

Elegir la definición de Política Pública más apropiada, ha sido, es y será -sin duda- todo un reto, no solo por el número de opiniones al respecto, ni por las visones sobre lo que es y/o debe ser ese campo, sino, también -y sobre todo- por la variada calidad de las definiciones, sus extensiones, utilidades, anunciados pragmatismos, ilimitados alcances…allí se encuentra realmente, de todo. Júzguelo Usted mismo apreciado lector en: www.carlosalazarvargas.org

En la mía (y obviamente la que yo elijo en y para mis trabajos de Consultoría, Capacitación e Investigación) se entiende la Política Pública como: “Las sucesivas respuestas del Estado (o gobierno de turno) frente a situaciones consideradas socialmente como problemáticas”.

En esta definición, lo primero que hay que aceptar es que en todas las sociedades (desarrolladas, en vías de desarrollo, modernas, tradicionales, de cualquier parte del mundo, sin distingo de creencias religiosas, dejando de lado las concepciones políticas, aparte de los dogma de raza, condición social o preferencias sexuales…) siempre existen innumerables problemas. Precisamente, por eso es que se eligen ciertas personas para que -como gobernantes- sepan y sean capaces de elaborar Políticas Públicas para solucionarlos.

Adicionalmente, hay que tener presente que -de acuerdo con esta definición- todo aquel que hace Políticas Públicas debe tener (bien sea en forma consciente o inconsciente) un futuro deseado como referente. Así, en ella siempre está presente la grata esperanza de que SÍ es posible una mejor sociedad y que en el futuro (ojalá cercano) ya no exista dicho problema…

Además, hacer Política Pública, es aceptar que el asunto en cuestión (issue), SÍ tiene solución. Sin esta aceptación -como base y razón de ser del planteamiento- no se puede pretender hacer Política Pública, pues un problema deja de serlo, si no tiene solución.

Esta definición le da también, a la Política Pública, un carácter democrático, pues el planteamiento se basa en la libertad de elección para escoger entre diferentes alternativas de solución, ya que si sólo existe una solución, no se tiene alternativas, ni la libertad, ni posibilidad de elegir entre varias opciones. Recodemos que el no hacer nada es, también, una decisión válida. Consecuentemente, quien(es) opta(n) por resolver ese problema (y como tal decide(n) ser actor(es)), está(n) tomando la opción de hacer algo para solucionarlo. Además, no basta con ser consciente de que existe “ese problema” (situación subjetiva). Es necesario que esa misma idea la compartan otros ciudadanos y convertirse así en una situación “objetiva” donde otras personas estén de acuerdo que tienen ese mismo problema. Por eso, es bueno recordar que así como los perros tienen pulgas…las personas tenemos problemas.