¿Un Toro a Palacio Nacional?

0
825

Xóchitl Patricia Campos López

El pasado 15 de enero Félix Salgado solicita licencia al Senado para dedicarse de tiempo completo a promover la consulta popular para la revocación de mandato. Argumenta su compromiso con la Cuarta Transformación y “la necesidad de sentar las bases del cambio verdadero en nuestro país”; declaración congruente con la carrera de El Toro Salgado Macedonio.

Con esta decisión, el senador Salgado se compromete directamente con uno de los proyectos más preciados del presidente; pero, ¿puede revelar otras intenciones, como buscar la candidatura a la Presidencia de la república, o mantenerse cerca de próximo candidato, o fungir como pacificador que logre cohesionar las facciones que comienzan confrontarse en MORENA?

Desde luego, promover la consulta popular puede posicionar a Félix Salgado a nivel nacional como un agente activo de la 4T, como un elemento que coopera con el proyecto político del presidente y permite que tanto él como su hija Evelyn, gobernadora de Guerrero, mantengan un liderazgo vigente para la sucesión en caso de tener que sumarse a la candidatura de otro personaje.

No hay que pasar por alto que El Toro sabe de su capital social. En Guerrero, cuando a Salgado se le impidió contender por la gubernatura, su hija Evelyn recibió el apoyo popular, ganando con 643, 814 votos, de un padrón de 2, 563,047 ciudadanos. Considerando esto, resulta significativo que MORENA conserve la votación obtenida por Evelyn, así como los municipios gobernados, aunque controlar Guerrero no basta para conseguir la candidatura a la presidencia

El posicionamiento a nivel nacional y un nuevo impulso a su carisma, la popularidad en el estado de Guerrero y cercanía a las causas populares podrían colocar al Toro si no como candidato a la presidencia, sí como un apoyo real a su partido, mismo que también puede favorecerse con un pacificador coherente.

El sur parece mirar hacia Palacio Nacional. En semanas anteriores el Gobernador de Veracruz dio muestra de su adhesión a la 4T, al cerrar filas con las aspiraciones del presidente y éste correspondió señalando a Cuitláhuac García como un elemento valioso para “el movimiento”. Ahora el Senador Félix Salgado pide sumarse a la promoción de la Consulta popular apelando al bien de la Patria. Si bien la candidatura para 2024 podría no favorecer al sureste mexicano, la región ya apuntó hacia Palacio Nacional, sea para ofrecer un candidato carismático o bien para constituirse como un bastión y un polo de desarrollo. La Cuarta Transformación marcha plenamente en un tren que va con rumbo al sur.