Rumbo a la contienda presidencial del 2024 con una oposición aniquilada y la posible extinción del PRI

0
69

Gerardo Lozada Morales

A sabiendas del fracaso de la actual oposición: PRI-PAN-PRD y pese a que MC intente venderse como un partido social-demócrata y “ciudadano” —cuando no lo es—, los actuales tropiezos de este bloque no sólo se suman a la pifia de intentar lanzar a Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del ex candidato priista asesinado por un sector de la familia revolucionaria y de grupos empresariales que radicalizaron la implementación del modelo neoliberal a nivel político y económico, así como la consecuente desarticulación del Estado mexicano.

Paradójicamente dichas agrupaciones son las que impulsan a Colosio Jr., dando por entender que la falta de escrúpulos y que la ambición monetaria y política, está por encima de cualquier principio. Ya bien lo señaló hace casi 100 años, un experto en política, en partidos y en los estudios de las élites como lo fue Robert Michels, al afirmar que cualquier valor moral no existe cuando la política está corrompida. De manera más preocupante, también señaló que, cuando existe una severa crisis política, los partidos dejan de proponer cosas serias para exponerse públicamente mediante escándalos y desprestigios. Hoy no es casual mirar las numerosas noticias falsas y montajes que ha financiado la oposición y que han fracasado rotundamente porque no entienden que en el presente, la sociedad ya no es un “títere” que se manipula mediante medios de información, como lo fue el siglo pasado en plenos auges de los totalitarismos y autoritarismos. En pocas palabras: no dejan de insultar a la sociedad civil.

Como ejemplo, no solo está el escándalo de Colosio Jr., quien hace unas semanas en Nueva York, durante una sesión de cabildo en la que participó en línea, hizo el ridículo al estar en completo estado de ebriedad. No obstante, a dicho bloque partidista PRI-PAN-PRD —aunque MC se abstenga de asumirse en la alianza—, se le suma otros escándalos más relacionados con el dirigente priista “Alito” Moreno y su “palmarés” de corruptelas políticas, económicas y electorales, así como la franca ruptura interna del priismo que hoy mantiene en diversas disputas a Omar Fayad en su contra, y a los hermanos Moreira (Huberto y Rubén) peleándose descaradamente porque Humberto Moreira respalda a Julio Menchaca, el candidato de MORENA para la gubernatura de Hidalgo.

No queda más que mirar y reflexionar que la oposición de desarticula sola, y que se mueven las redes políticas para reposicionarse en el actual partido predominante (Morena). A la misma oposición hay que acusarla y señalarla de ser los principales responsables de que hoy no exista una competencia democrática real, pues es obvio que sin respaldo ciudadano, buscan parasitariamente el transfuguismo. Hoy más que nunca el PRI se encuentra en vías de extinción.

El autor es catedrático de la UDLAP y miembro colaborador del Observatorio ciudadano de cultura y prácticas de un buen gobierno A. C.