Derby Sexenal

0
209
  • Mucha preocupación comienza a notarse en los equipos de los precandidatos presidenciales morenistas ya conocidos por la irrupción del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, en un evento político de homenaje a Madero. Si la prioridad presidencial es el modelo económico, Ramírez de la O podría ser el único garante de la continuidad, toda vez que los otros cuatro precandidatos no tienen influencia en la definición del proyecto económico-social de López Obrador.
  • La aparición de Cuauhtémoc Cárdenas en el escenario político para promover su libro Por una democracia progresista. Debatir el presente para un mejor futuro (editorial Debate) podría abrir una fractura en la propuesta de proyecto económico de Morena para el siguiente sexenio, toda vez que ninguno de los precandidatos conocidos hasta ahora ha demostrado una subordinación estricta a los criterios del desarrollo.
  • Profunda preocupación ha comenzado a notarse en el corredor de poder Bucareli-Palacio Nacional por el efecto negativo que está teniéndome el ánimo de militantes y seguidores de Morena en la lucha por las candidaturas a gobernador de este año. Los primeros indicios revelan una disminución en las preferencias electorales de Morena, porque los candidatos perdedores se han ido y llevado votos a la oposición.
  • En este sentido, el liderazgo de Mario Delgado sobre el partido Morena se ha visto menguado en sus posibilidades de administración de la tendencia de votos que se deriva de la popularidad presidencial y no ha podido conciliar con los disidentes ni ha logrado involucrar al presidente de la república en el control de los disidentes. Antes de los conflictos por las candidaturas, Morena aparecía con ventaja en cinco de los seis estados que cambiarán gobernador, pero ahora hay avance de la oposición en cuanto menos tres de ellos.
  • Luego de haber superado la crisis entorno a su ofensiva contra el gobernador morenista veracruzano Cuitláhuac García Jiménez, el líder senatorial Ricardo Monreal Avila pudo evitar la fractura de la bancada y ha comenzado a retomar el control de la agenda legislativa presidencial. En esas horas en que la bancada morenista comenzaba a moverse para destituir a su líder, Monreal dejó muy claro que no cualquiera puede garantizar la coordinación en el Senado ni imponer la importancia de la agenda presidencial.
  • La disputa por candidaturas a gobernador en Morena no ha dejado ver con claridad si los cinco precandidatos tuvieran intenciones de imponer nominaciones. En el modelo priísta del pasado, el candidato preferido tenía prioridad en imponer a gobernadores a partir de la segunda mitad del sexenio, toda vez que serían posiciones clave para el arranque de la nueva administración. el presidente Cárdenas y el presidente Salinas de Gortari tuvieron que destituir a 17 gobernadores que respondían a los intereses de sus antecesores o de grupos adversos.