Claudia Sheinbaum y los retos de la sucesión

0
82

Diego Martín Velázquez Caballero

En el común de los analistas políticos, la Jefa de Gobierno de la CDMX es la aspirante presidencial con mayor beneplácito de AMLO. Aunque la interpretación es verdadera, Sheinbaum enfrenta una serie de retos y variantes que es necesario estudiar para observar el futuro de su carrera política. La Sheinbaum tiene que manipular su imagen para desarrollar un estilo propio, cerca de López Obrador, pero de un modo que le genere independencia y simpatizantes.

Aunque las cifras de aprobación respecto al presidente son altas, lo cierto es que una gran parte de la información tiene varios matices de información. Puede ser que los electores de Morena en 2018 hayan disminuido notablemente y no se han dado cuenta los cuadros partidistas e intelectuales orgánicos de Morena. Los números de la consulta sobre la revocación de mandato pueden ser significativos, aunque no suficientes. De allí que, en la búsqueda por ajustar la contabilidad, una candidata mujer puede conseguir que la preferencia electoral femenina impulse la votación de MORENA.

Una candidata de Morena, progresista y liberal, puede significar la derrota del kyriarcado caciquil. El patriarcado constituye una estructura social que somete a mujeres y hombres, con mayores consecuencias negativas para las primeras, pero con un estado de violencia, abuso y exclusión en todas partes.

El cacicazgo es el gran problema de México, más que un adjetivo implica una estructura social que se adapta y transforma casi a cualquier circunstancia. El cacique es el verdadero dinosaurio, puede extinguirse el PRI, pero el cacique resulta superviviente casi de cualquier cataclismo. Sólo Susana San Juan venció a Pedro Páramo, una candidata puede volver inoperante el caciquismo y, finalmente, llevar la evolución del país a un estadio diferente.

Los reveses de la Cuarta Transformación obligan a Morena para considerar en forma, más que científica, a su candidato para la presidencia de la república. La revocación de mandato y la reforma eléctrica dejan números significativos para la interpretación, pero también dejan claro que la derecha y los enemigos de AMLO están infiltrados también en el Movimiento de Regeneración Nacional. No se hicieron los cabildeos necesarios y la presión social sirvió poco. Algunos morenistas presidenciables están interesados en el fracaso del proyecto presidencial.

Claudia Sheinbaum tiene la posibilidad de construir un feminismo progresista liberal que abarque distintos sectores sociales e identitarios; por algo la CDMX marca la diferencia respecto de otras metrópolis en el país. Pero Sheinbaum requiere autonomía e independencia para hacer escuchar sus ideas. Las condiciones temporales han llegado y la capital del país puede ser el punto nuclear de una ruptura con el antiguo régimen.

El feminismo evidenció un conjunto de problemáticas que van más allá de las personalidades del género binario. El caciquismo es una estructura permisiva del absolutismo que no permite el desarrollo nacional, el auténtico patriarcado que ordena y dispone de los recursos nacionales en forma patrimonialista, es responsable del caos nacional.

El caciquismo por antonomasia es machista; la transformación que impulsa la 4T pasa por enfrentarlo.