Gobierno de Edomex: el negocio rateril del programa Hoy No Circula

0
221

Estado de México. No hay hologramas cero y doble cero. Los verificentros dicen no tener y que vayas a Toluca por ellos. Así fue el segundo semestre de 2020. La pandemia sirve de pantalla para su escasez. ¿Será que les da covid-19 a esas calcomanías? O hay la manía de que hay ganones con las multas. Puede ser así ante el silencio y la complacencia de las autoridades estatales mexiquenses ineptas. Lo que sucede en la entidad mexiquense es de escándalo y no se le ve solución. Los afectados son miles de ciudadanos.

No hay justificación para este desorden que conlleva ciertos beneficiarios –las propias autoridades estatales vía multas, sacando dinero así de donde pueden– y que los ciudadanos no los encuentren tales hologramas al verificentro que acuden, por más que en Twitter el gobierno del Estado de México haga como que no sabe y diga que revises los centros que los tienen. De haberlos, ya se ve que sería en cantidades insuficientes. Suponiendo que hubiera. Es pura simulación y es prolongar la afectación al ciudadano.

A partir de la pandemia se produjo la anomalía de no suspender el programa Hoy No Circula, pero igual se produjo el desabasto de hologramas. No hay nexo alguno entre una cosa y otra que lo justifique. O haber cancelado el programa temporalmente, que hubiera sido lo lógico, máxime habiendo una emergencia sanitaria. Pero el negocio que entraña, lo impide.

El desabasto de hologramas nadie lo explica. Sea quien sea el fabricante y/o el responsable de su distribución y de la vigilancia de no solo que haya y no falten, sino de desatorar la causa de su ausencia. Las autoridades brillan por su ausencia y en medio megamultas a los conductores y molestias de trasladarse hasta Toluca a pagarlas y a verificar, donde con mordida sí hay hologramas o en el mejor de los casos, resulta que ahí sí hay y no en el resto de Edomex donde toque verificar. Es un insulto a los ciudadanos.

¿Alfredo del Mazo es lo que ofrece a los mexiquenses? Su gobierno ha permitido semejante desabasto y tales multas y no se conocen acciones contundentes para terminar tanto desbarajuste y resarcir a los afectados, que no son culpables de este desmán. Por lo visto ya no basta, no es suficiente que exista el negocio millonario del aborrecible programa Hoy No Circula inventado por el PRI en 1989 –y de muy cuestionables resultados para nuestros pulmones, los destinatarios– y que ya haya evidenciado en gran medida su inutilidad; y con un magnífico ejemplo: que pese a disminuir la movilidad durante la presente pandemia en los periodos en que la pandemia restringió tajantemente esa movilidad, en que disminuyó la actividad económica o se impuso cumplir a rajatabla el programa, incluso para vehículos nuevos –pese a contar con un mínimo índice contaminante por su avanzada tecnología– ante tal, no disminuyeran los índices contaminantes en el ambiente, evidenciando que no son los automotores modernos su causa y se complica la justificación de que se mantenga ese adefesio que es el programa Hoy No Circula.

Eso de la avanzada tecnología en los vehículos mata el programa Hoy No Circula, porque si no contaminas ¿qué limitas? Y lo saben las autoridades que no hallan cómo sostenerlo. El negocio millonario que entraña no circular no se deja ir, ya se ve.

El negocio es boyante en multas para el gobierno estatal y en mordidas para funcionarios y verificadores. Y de ahí este desabasto.

Es cosa de leer los tuits de los ciudadanos dirigidos a las distintas autoridades mexiquenses y al gobierno del priista Alfredo del Mazo en su conjunto; es cosa de conocer  los reclamos de viva voz de los afectados describiendo el via crucis gansteril que fue el segundo semestre de 2020 para poder verificar: sin hologramas a los que tenían derecho a ellos, desplazarse a Toluca, pagar multas injustas, pues no se les respetaban ni los plazos en que sí podían verificar y se alegaba que se informó que esto sucedería. ¿En serio se informó de la escasez de hologramas? ¿atribuible a? ¿la escasez, dónde está informada?. En cambio, lo que sí es cierto es que al ciudadano le significó ver verificentros cerrados o carentes de los hologramas a los que técnica y tecnológicamente tienen derecho a acceder. Es inaceptable tanta anomalía, el negocio de multas por las nubes y las autoridades condescendientes. La escasez de hologramas trae consigo molestias innecesarias y desfalco a la gente. Alguien sí está ganando con ello y no son los ciudadanos, atrapados en la ineficacia de las autoridades estatales. Y estas autoridades son de sello PRI. Punto.

Qué manía del gobierno estatal con tintes tan provincianos e ineficaces y decimonónicos de hacer que todos los mexiquenses vayan a Toluca a resolver broncas. Qué paternalismo., qué arbitrariedad y ego. Qué ganas de provocar grandes concentraciones de automotores pagando las carísimas casetas de acceso a la capital estatal. Otro negocio, ya sabemos. Y de concentrar a la gente en tiempos de pandemia. Otro error del gobierno estatal. Su centralismo tan priista, sí, hay que denunciarlo también. ¿No pueden poner delegaciones, siquiera? Los dirigentes de Toluca viven en otro planeta, no cabe duda, inmersos en su ineficacia.

Si no iban a suspender el programa Hoy No Circula y sin haber pretexto válido para suspender hologramas cero y doble cero, escasez y cierres de verificentros –que hacerlo entraña un negocio millonario de multas en cascada y podemos ver quién está ganando con ello–  al menos hubieran previsto una manera articulada de mantener los verificentros surtidos y no en desabasto, realmente funcionando y sirviendo de algo. Extender hologramas cero y doble cero a los ciudadanos que sí los ameritan. Que son un gran porcentaje. No es aceptable tanta anomalía y esa rateril manera de estar sacando raja las autoridades so pretexto de la pandemia. Los ciudadanos están ya hartos de que al verificentro que acuden, les digan que no hay hologramas cero y doble cero. Entonces ¿para qué sirven verificentros, autoridades y el No Circula? Pues para lo de toda la vida, sangrar el bolsillo. Nada más.

Ahora mismo hay cierre de verificentros al terminar 2020 e iniciar 2021. Ergo, otra vez si el ciudadano que tenía derecho a verificar a finales de diciembre –cuando tuviera dinero, por ejemplo– y no lo hizo antes del cierre de actividades económicas, será el afectado y le saldrán con multas; y las autoridades se quedan tan orondas. Una carencia de coordinación total, insultante.

2021 es año electoral. Y también en el Estado de México. Que los mexiquenses recuerden esta anomalía del gobierno priista del Estado de México. Que no prime la burda y equivocada idea de que la gente solo votará lo que sea con tal de no ser Morena. No, no necesariamente es así. También hay que mirar en otras direcciones. Por ejemplo: esta anomalía es PRI y muchos también la tienen muy presente. Máxime si fueron multados a mansalva, incluso cuando estaban en meses dentro de su derecho a verificar y les negaron hacerlo y tuvieron que molestarse indebidamente en atender multas e idas a Toluca; o que podían verificar y no se respetaron los tiempos de las autoridades para poder verificar vehículos y pretextaron los simpatizantes del actual gobierno estatal en decir que avisaron. Por favor ¿avisaron las autoridades? ¡pamplinas!! Y no han rectificado. Sus comunicados versan más  sobre temas de no circular, no de multas o ausencia de hologramas. Y el desabasto es un asunto que no están atendiendo las autoridades estatales y esas autoridades son priistas. Deberían reembolsarse las multas cobradas a mansalva del segundo semestre de 2020.

La ausencia de hologramas cero y doble cero es una merma, un golpe patrimonial a los ciudadanos. Esos golpes al bolsillo desde las autoridades estatales del Estado de México de sello PRI, también cuentan y mucho para ayudar a decidir el voto.