Alito que se quede y el PRI que se vaya

0
53

Que se marche el PRI a punta de votos con y por su lenguaje putrefacto. Ese de retintín, de reproche en tono caciquil tan priista y distintivo y desvergonzado: “fulano entregó Sinaloa a Morena”, “sutano entregó Oaxaca a Morena”, escriben sus defensores, alardean los priistas con su dinosáurica mentalidad incorregible y atentatoria de la democracia; ¿entregó? ¿qué era suyo? ni una mención a que hubo elecciones y urnas de por medio que así lo mandataron. Y que las perdió el PRI. Será que las elecciones democráticas, los rebasan.  Y que esos estados y el país, no les pertenecen a los priistas como lo asumen. No tienen la exclusividad. Ni siquiera en Edomex. Y ahí por maletas, merecen también perder en 2023.

El lenguaje burdo de César Camacho aseverando que con el PRI “no entregaremos el Estado de México” solo redunda en lo descrito en el primer párrafo. ¿No entregará? si no les pertenece. No se lo han escriturado. Las urnas estarán y podrían mandatar su derrota y su salida. Ese lenguaje priista caciquil y autoritario, antidemocrático, implica que las urnas no importan y el país es su cortijo, lo cual hay que superarlo a punta de votos, echándolo si procediera. No, no les pertenece, las urnas son la forma de echarles si no están a la altura de la democracia y es evidente que el PRI no está a la altura de la democracia. De siempre.

Claro, recordemos que ya Salinas y Zedillo dijeron que entregarían el poder a quien ganara. No tú, a tu capricho habrás de decidirlo o hacerte el remolón.  Se pasan las urnas por el arco del triunfo desde siempre, ya se ve.

Y sí, que se quede Alito. Sí, porque quién mejor que Alito para hundir al PRI como hasta ahora. Que siga por ese sendero, que va estupendamente para reventarlo. Y el PRI merece perder el Estado de México por ir mal gobernándolo como hasta hoy, con Del Mazo. Que se quede Alito y se dejen de monsergas. Y sobra la declaración de que el PRI trabajará para retener Edomex. Eso le corresponde a Del Mazo, que no ha hecho su labor. Ha sido un sexenio más, perdido.

Francamente, los derrotados priistas están haciendo el papelón que permite a la sociedad no votar PRI. Se quejan de haber perdido el 5 de junio por ser elección de estado, por intrusión federal, por Alito…y jamás los priistas critican sus pésimos gobiernos. Empiecen por ahí. La señora Viggiano alerta que una mano influyó…. Para responderle ¡cálmate “una mano influyó”! mejor haga repaso de conciencia del gobierno priista de Fayad. Merecen perder y les sucedió en Hidalgo como ya correspondía.

En efecto, el circo montado por los priistas reclamando la cabeza de Alito y aquel ufano respondiéndoles digno, que no se marcha por ser fiel y respetuoso a los estatutos y a los tiempos marcados por ellos, solo es simulación que adereza la opereta priista; como si no  supiéramos que eso de cumplir los tiempos no es lo suyo; como  si le hubiera importado los tiempos para acabar su periodo de gobernador, botando Campeche para irse a mal dirigir al PRI, como viene haciéndolo. Alito ¿a quién quiere verle la cara y tomarle el pelo?

Alito con hálito de mentiras y postureos, no engaña a nadie. Acaso, a los priistas. Lógico. Fuera de ellos, nada a su favor. Perseguido por los audios que son suyos, que no merece la pena ni lavarle la cara, que contrastan esos donde invita al cochupo y a usufructuar el hecho privado a costa del espacio público, chocan con los spots donde “habla el dirigente nacional del PRI” y a gritos dice que México vive la peor etapa de su historia, bajo Morena. Tantito de ¡por favor!  Qué errático. No. No, su peor etapa la ha vivido bajo el PRI, primero 71 años de atrasos y 6 del putrefacto peñismo que fue la mar de ineptitud y desvergüenza priistas, el más putrefacto, que hoy se regodea con visa de oro en España.

Venimos de un PRI lacra a nivel nacional y, desde luego, en Edomex;  y de ser pésimo gobernante. Que nadie lo olvide. Lo peor reciente fue el sexenio pasado. Sí, el de Peña. PRI, al que México no le debe nada, como equivocadamente se ufanaba Meade, porque lo que el PRI  haya hecho por México ya se lo cobró a México a razón de un pan por el costal de harina que recibió. Al contrario, es el PRI el que queda a deber tantísimo a México y más lo tanto robado bajo sus siglas. Así que menos alharacas desde Alito o sus corifeos. No nos van a contar qué es el PRI. Decíamos semanas atrás que Alito renunciara. No, es de sabios cambiar de opinión y hoy sostenemos con firmeza que se quede y afronte las elecciones del Estado de México, siendo el garante de perderlas para el PRI. ¡Qué se quede!

Y ya se vienen esas elecciones allí donde en Toluca fue Morena a retarlo. Morena no se arredra y puede ganarlas. El PRI solo a la mala puede ganarlas y más puede perderlas con Del Mazo así como va, gris como el cemento; y eso es la democracia, pero de perderlas sería un triple mensaje: 1) el PRI no es dueño como se siente, de Edomex. 2) El PRI no es invencible y está más que demostrado y solo con alianzas, de todas maneras ha mal gobernado. Y de todas maneras el PRI perdió en 5 estados. Sí se le puede ganar, solo o acompañado. 3) Del Mazo no ha resuelto un solo problema del Edomex. Nada justificaría el triunfo priista. Dar tarjetas rosas por doquier no es gobernar. Así que el PRI desaprovechó la que merece ser la última oportunidad de gobernar y demostró su incapacidad de siempre, su imposibilitada manera de entender los problemas en Edomex y su evidente ineptitud de no resolverlos. Los priistas ¿para qué querían otros 6 años? Para lo que hicieron bajo Del Mazo: nada. Y así llevan casi un siglo.

El PRI en Edomex ni come ni deja comer. Con el gris Del Mazo es otro sexenio perdido. Con el PRI siempre es otro sexenio perdido. Desde ya se anticipa que echará mano de Antorcha Campesina si hace falta, para no soltar lo que el mandato de las urnas, ordene. Sin olvidarnos de Antorcha Popular, cual golpeadores violentan el resultado. No lo dudemos, que solo la movilización de los mexiquenses evitará un nuevo desgobernador priista basado en el fraude en Edomex y propiciaría allí la obligada, urgente alternancia. Por eso es una desgracia que el PAN se siga enlodando por cuenta de aliarse con Alito, el impresentable.

Morena fue el domingo 12 de junio a Toluca a hacerse presente. Nada más. Se hubieran apersonado en Atlacomulco, de una vez.  Andan muy respondones y nerviosos los priistas. Como si el Edomex les perteneciera, y no.  Los partidos tienen derecho a reunirse. Y no, no están anticipando hablar de Edomex. Ya es hora de hacerlo. El proceso empieza ya en septiembre. A nada. Y de 2024 ya es hora de planteárselo todos los actores políticos. No por sucesión anticipada como afirman erráticos algunos lerdos. No. Simplemente, la dinámica política anticipa la necesidad de preverlo. Y es hora de echar al PRI de la gubernatura mexiquense. Casi un siglo aprisionándola ya es un sonado ¡basta!

Y el PRI presenta para ella y a duras penas, nombres impresentables. Una alineación pésima. Acaba de nombrarse para ocupar la Secretaría de Gobierno a Luis Felipe Puente. Es una excelente oportunidad de decirlo: soportar al PRI en Edomex ha servido para que los maletas  priistas se refugien en el gobierno estatal cuando son echados de alcaldías y diputaciones donde nada aportaron a la entidad. Está repleto de eso el gobierno estatal y de impunidad, pues esos cargos fueron premios a tanto bandidaje, atraso, desfalco, deshonestidad, malos resultados, pues en una amplia mayoría de los casos. Quizá habrá alguno que no.

Edomex no ha sido bien gobernado en un siglo casi, de priismo. Por el contrario, atraso tras atraso. Camarillas de priistas nefastos. Esos que se niegan a soltar y harán todo por seguir. Y si se pasaran a Morena, ya veremos si traen un impulso distinto. Morena como sea, no es el PRI o ambos no existirían. La burrada priista de decir que es lo mismo y mejor votar PRI, no cuela. Edomex es atraso. Merece mejor suerte y echar al PRI. Si el PRI pierde Edomex, ganan los mexiquenses y gana México.

@marcosmarindice