Turismo y optimismo

0
230

La gente tiene ganas de viajar, según lo expresado por, Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT) y, si 2023 no empeora, podrían recuperarse los flujos previos a la pandemia.

¿Cuáles son los datos del turismo mundial? La OMT reportó que el año pasado 900 millones de turistas internacionales visitaron diversos destinos una cifra que duplicó a la de 2021 pero que sigue debajo de los 1 mil 500 millones de viajeros de 2019.

La pandemia está dejando un nuevo tipo de viajero más especializado, más exigente también dispuesto a buscar destinos menos masificados, capaz de disfrutar más de la naturaleza y en aras de una desconexión. Mucho está moviéndose igualmente con los viajes que ofrecen estudios,  bienestar y wellness, aprender idiomas, recrear escenarios cinematográficos o inclusive dedicados a cocinar los platillos de un determinado país. Se está avanzando más allá de aquello que ya se había detonado antes de la pandemia como el turismo gay friendly y las catas de vino y los viñedos.

¿Qué pasará con el turismo este 2023? Pololikashvili  lo tiene claro: “Después de los confinamientos severos, la gente quiere viajar… hay muchas ganas de viajar”.

Sin embargo, habrá que observar el comportamiento de variables imprescindibles como el derrotero de la crisis económica, el shock de los petropecios y de otros commodities y la duración e intensidad y  el alcance que pueda tener la invasión de Rusia a Ucrania.

En el mismo sentido, Miguel Torruco también piensa como la cabeza de la OMT. ¿Será 2023 el año de México? De acuerdo con Torruco, será el año de la consolidación del sector turístico con el nuevo modelo operado en el sexenio de López Obrador que, con el Tren Maya, atraerá nuevos viajeros nacionales e internacionales pero llevará desarrollo y generación de la riqueza a todos el sur-sureste del país.

 

A COLACIÓN

¿Cuándo estará listo el Tren Maya? Le pregunté a Torruco al respecto y me dijo que harán pruebas este verano –entre julio y agosto–para tenerlo listo funcionando a finales del año; un momento para él muy esperado.

“Este tren es un ejemplo de regionalización y generará 100 mil empleos en la región. Será un gran dinamizador económico de toda la zona llevará progreso a muchos pueblos y comunidades… tendremos un tren también para movilizar a todos los trabajadores de las zonas hoteleras que todavía demoran hasta tres horas en desplazarse a sus sitios de trabajo; esto les mejorará su calidad de vida”, me comentó.

El Tren Maya, con 1 mil 525 kilómetros de línea férrea,   hará su recorrido a 160 kilómetros por hora, será híbrido y combustible ecológico. El costo del tren sería originalmente de 140 mil millones de pesos y ya va por los 200 mil millones de pesos, pero Torruco, confía que es una magnífica inversión que a pesar de las críticas de los ecologistas “respeta la naturaleza” y tendrá veinte estaciones tematizadas. “Ya estamos hasta eligiendo los menús que se darán en el restaurante”.

¿Qué está pasando con la presión de los grupos ecologistas? Para el titular de Turismo esas protestas son más por razones políticas porque “a la oposición, “Yo nada más le digo que hay grupos tendenciosos y manipulados”.

¿Se siente satisfecho de su gestión? Ante mi cuestionamiento, Torruco me confesó sentirse nostálgico en cierto sentido “porque estos cinco años han pasado muy rápido” y prácticamente “ya solo me queda una FITUR”; pero, dijo, no arrepentirse de desaparecer el Consejo de Promoción Turística porque ha hecho que fluyan más rápido las ideas y todo el mundo se ha puesto las pilas.

Hacer más turismo y hacerlo cada vez con mayor calidad y más accesible para todos los potenciales viajeros es una de las intenciones más firmes tanto de Torruco, como del resto de titulares de Turismo, de las dependencias gubernamentales y municipales. En FITUR ha quedado muy palpable que México va a por todas, por hacer de las divisas que deja esta actividad de la llamada industria sin chimeneas, una de sus fuentes fundamentales de llevar ingresos a muchas personas. Es increíble el potencial generado alrededor de esta actividad porque además detona a muchos subsectores.

El modelo ya no busca depender solo de Cancún, Ciudad de México, Los Cabos, Puerto Vallarta, Guadalajara y  Monterrey,  sino diversificar el motor potenciando a todo el país de tal forma de que haya más gente beneficiada del turismo en 235 plazas de vocación turística.

Torruco  recordó además lo esencial que son las mejoras en las vías de comunicación y en dar más facilidades para el desplazamiento de los viajeros tanto internos como internacionales.

@claudialunapale