De malas entrañas, la acusación contra AMLO

0
255
  • El Presidente sería responsable de un atentado contra la Xóchitl Gálvez…
  • En tanto, la economía crece, la inflación baja, el peso se fortalece, la IED aumenta

¿Qué es lo que defienden los magnates multimillonarios, los que no pagan multimillonarios impuestos por sus multimillonarios ingresos (¿robos?), y que financian a quienes se oponen al gobierno de López Obrador?

Pues eso. Que López Obrador los obligaría a pagar al SAT (Servicio de Administración Tributaria) los impuestos fiscales de sus multimillonarios ingresos. Pagar impuestos era, y lo sigue siendo para muchos, un atentado contra la riqueza producto del trabajo. Ah. Y que la 4T es la antesala del comunismo, tipo Fidel Castro, estilo Hugo Chávez, igual que la mayoría de los gobiernos de América Latina…

Pero no se han conformado con eludir el pago de impuestos. Ahora, a 17 meses de que López Obrador entregue la Presidencia a su sucesor o sucesora, los miembros del poder económico y sus acólitos, y los mexicanos que no saben de las intenciones de las clases dominantes, financian las campañas de desprestigio, de odio, contra López Obrador, como esa de que, si Xóchitl Gálvez fuera víctima de un atentado contra su vida, el responsable sería el Presidente de la  República.

No es de dudar que tal advertencia sea una campaña pagada a los columnistas, que se han desempeñado con furor a atacar a López Obrador. La simultaneidad de las publicaciones indicaría que es pagada generosamente por la persona que está puesta para “atender a la prensa” en el ahora llamado Frente Amplio por México, en el que sobresalen los partidos perdedores de las elecciones ganadas por el presidente AMLO.

“Es de malas entrañas, es perverso (como lo calificó el Presidente en su conferencia matutina de este martes 25 de julio) acusarlo de tal felonía, como lo  hicieron, al unísono, varios columnistas de la prensa de la CdMx que usted conoce, que son los mismos que no pueden vivir sin estar pendientes de AMLO, y que fueron los encargados de su difusión.

En este contexto debe usted saber, si no es que ya lo sabe, que el hijo de uno de los empresarios más poderosos de México está dedicado a organizar campañas de odio contra el Presidente, así como liderar a los tres partidos políticos que perdieron en 2018 ante López Obrador: Claudio X. González  Jr. También conocido como Señor X.

No han dejado gobernar en paz al Presidente. Se lo advertí a mi compañera, allá cuando el IFE dio los resultados de la elección presidencial de 2028. “Si ganó, te aseguro que no lo dejarán gobernar. Le pondrán los más serios y peligrosos obstáculos en su camino. No lo dejarán gobernar.  Y así ha sido. Es el gobernante más odiado, más insultado, más denostado desde Benito Juárez García, el que separó a las iglesias clericales del Estado laico,  y el presidente Francisco I. Madero, el creador de la democracia mexicana.

Acusan a AMLO de todo. De que está destruyendo a México, de que la economía es un fracaso, cuando la economía mexicana continúa en la senda del crecimiento, como lo afirman las cifras y porcentajes del Instituto de Geografía y Estadística; en momentos en que el Producto Interno Bruto está creciendo, como lo revela el comportamiento del Indicador Global de la Actividad Económica, que creció 3.2 por ciento en términos reales, a tasa anual, al mes de mayo, y con series desestacionalizadas, como lo informó   el INEGI.

Los resultados son muy positivos en el rubro del comportamiento de los mercados cambiarios, por ejemplo. La cotización del peso frente al dólar estadounidense es muy favorable hacia la divisa mexicana, que es tomada en cuenta por los inversionistas del mundo occidental, como moneda de referencia para realizar sus negocios.

Los inversionistas extranjeros, a su vez, están llegando a instalarse en territorio mexicano porque tienen a un paso los mercados del gigante, Estados Unidos que, con sus problemas económicos, sigue siendo el patrón de la economía mundial.

Los salarios mínimos para los trabajadores mexicanos se han elevado considerablemente, y con ello se ha destruido el mito de que son congénitamente inflacionarios. La inflación ha venido a la baja.

Así, la economía contradice lo que los opositores afirman contra la administración de López Obrador. Claro. Muchos ya no reciben las ventajas del capitalismo salvaje, como la condonación de grandes sumas de impuestos fiscales, o grandes contratos de construcción de obras públicas, que eran pingües negocios para ellos. Y otras muchas grandes ventajas que les otorgaban los gobiernos del PRI y del PAN, ahora hermanos siameses.