Tras la ausencia, el regreso

0
100

Si no hay cambios de última hora, el presidente de la República se reincorporará a sus actividades en la conferencia mañanera del próximo lunes, tras dos semanas de cuidados médicos, de estar lejos de los reflectores y del silencio al que no está acostumbrado.

Estos son algunos de los temas pendientes de la agenda nacional que seguramente encontrará sobre el escritorio del despacho presidencial.

1.- Las vacunas están muy platicadas.

Una de las mejores lecciones que hemos aprendido en estos tiempos tormentosos, es que la mejor de las vacunas es y será siempre la que tengamos al alcance para inmunizarnos.

Hay además aspectos de la vida nacional que va más allá de cualquier suspicacia, no tenemos la menor duda de que todos queremos vacunarnos para reconstruir todo aquello que nos devuelva la certidumbre perdida.

El bien más caro, dicen los economistas, es el que no existe.

Lo que nos falta son las vacunas.

Aunque lo que no faltan son las expectativas creadas por los responsables de hacer frente a la pandemia. La verdad es que nos maravillan con la danza de los millones de dosis que algún día llegarán.

Las comparaciones son odiosas, pero mientras en los Estados Unidos la vacunación diaria es de 1.4 millones de dosis, en México ya merito.

Ojalá y ya estén vacunados todos los mexicanos que están en la primera línea de combate a la pandemia, eso sí sería para festejarlo.

Por lo que se ve no salió como se esperaba “la estratégica” vacunación a los maestros en Campeche, pues el estado tuvo que regresar al semáforo naranja.

Pero eso sí, ya estamos en la fase II de vacunación. Sólo faltan las vacunas.

Ha resultado difícil convencer a muchos que los Siervos de la Nación harán un mejor papel que el sistema nacional de vacunación del Sector Salud, que era orgullo nacional. ¿Alguien sabe si los Siervos de la Nación tienen contratos temporales o de base con la Secretaría del Bienestar?

Lo cierto es que lo mero bueno de la vacunación de los adultos mayores será entre abril y mayo, en plenas campañas electorales.

Haciendo cuentas, todavía seguirá la vacunación cuando estemos metidos en el debate de las otras elecciones, las de 2022, cuando estemos dilucidando el tema de la revocación o no del mandato.

Solamente nos faltan las vacunas.

2.- Reforma energética sin final feliz.

La resolución de la Corte de esta semana no cayó bien en Palacio.

Seguramente ya sabían que la Corte rechazarían aspectos de la propuesta energética de Nahle, que acuerdo a la resolución de los ministros y a las observaciones de la COFECE, atentan contra la competencia de ese sector, le da una aventaja indebida a la CFE y se aleja de la expectativa de generar energías limpias.

Y por eso el Ejecutivo envió una iniciativa preferente al Congreso, la cual a juicio de los especialistas, es lo mismo.

Por lo pronto, los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista y los representantes del sector empresarial, esperan que tanto el jefe del Ejecutivo como el Congreso rectifiquen.

Aunque los diputados y senadores de la mayoría activen su aplanadora para aprobarla, no hay nada que le augure un final feliz.

3.- Ya salió doña Olga a aclarar que no, no hay, no existe una iniciativa para eliminar los órganos autónomos. La pregunta es entonces por qué tanto brinco estando el suelo tan parejo.

4.- Mientras el presidente convalecía, el Inegi informó que el desplome del PIB durante el año pasado llegó a la marca de -8.5 por ciento. Esto hará que la recuperación tarde mucho más de lo que todos quisiéramos. Así las cosas.

5.- Y por si algo faltara.

Sigue pendiente que el Congreso resuelva el controvertido proyecto de reforma al Banco de México, que sin exagerar dinamitaría la autonomía de la institución, pondría en riesgo las reservas internacionales y la calificación soberana del país.

Son muchas las señales de alarma de una reforma que obligaría a la institución a recibir divisas de muy dudosa procedencia.

6.- El outsourcing y la nube negra.

La Asociación Nacional de Abogados de Empresa, Colegio de Abogados (ANADE), que preside Moisés Castro Pizaña, está convencido que la camisa de fuerza que pretende imponerse a las empresas de Outsourcing con la iniciativa pendiente en el Congreso, resultará contraproducente para la generación de empleos formales pues obligará a las empresas multinacionales a reducir el número de servicios compartidos que se prestan desde México a sus subsidiarias en el mundo.

Los más afectados serán los trabajadores con contratos temporales. Édgar González, periodista económico, publicó un dato estrujante; según la FSTSE unas 500 mil personas trabajan para el gobierno federal bajo el esquema del outsourcing. La incertidumbre campea.

7.- Amordazar al ruiseñor.

Esta visto que el senador Monreal quiere quedar bien con su jefe haciendo eco del malestar que hay en Palacio porque no les han permitido usar las benditas redes sociales como si se tratara de empresas paraestatales, cuando no lo son. Por algo será.

8.- ¿La captura del gober precioso, Mario Marín, también cayó como anillo al dedo? Es pregunta.

9.- ¿Y cómo van el aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas? Mmmm.

10.- A doña Olga Sánchez Cordero se le va a extrañar, pues logró darle un respiro al ambiente de polarización que ha marcado a las mañaneras. ¿Qué no?