Reelección de ediles y la “primera llamada”

0
267

 

El desempeño de los alcaldes tiene mucho que ver con el resultado de unos comicios, y en Tabasco ninguno va por la reelección. Una primera lectura sería que sus partidos no los consideren competitivos por el desgaste sufrido ante un mal trabajo, por lo que no “los premian” con otro trienio.

La fórmula puede aplicar para diputados, aunque Manuel Rodríguez González, legislador federal por Morena, quien busca repetir en San Lázaro, tiene buenos números.

Es posible que mediciones internas los ubiquen como impresentables para un segundo período al hilo.

En este último enunciado el PRI sería la excepción: ha postulado a la actual diputada plurinominal Katia Ornelas y también ha hecho candidato a Carlos Mario Ramos, también congresista, aunque por el PVEM.

El caso de Centro merece un paréntesis: Morena posee el 60 por ciento de aceptación en este municipio, lo cual significa que el edil Evaristo Hernández Cruz no se encuentra hundido en el descrédito como aseguran sus adversarios que a diario lo desmerecen en las redes sociales.

Aunque fue presidente municipal hace 11 años (2000-2003), Andrés Granier Melo pudiere entrar en la categoría de “reelección”, si bien el término indica ser elegido inmediatamente después de ocupar el cargo.

El fin de semana, en Pueblo Nuevo de las Raíces, el gobernador Adán Augusto López Hernández se refirió al tema, aunque sin mencionar a Granier, durante una gira con el alcalde capitalino.

“¿Saben cuántos presidentes municipales de Centro han sido dos veces presidente municipal?”, le preguntó a los allí presentes, respondiéndose él mismo: “Solamente Evaristo ha ganado dos veces la confianza ciudadana y van a pasar muchísimos años para que esto vuelva a ocurrir”.

Para que no quedara duda, por si las había, en un evento anterior había dicho: “Nosotros ni lo vamos a ver, porque van a pasar muchos años para que esto vuelva a pasar, que un presidente municipal vuelva a ganar por segunda ocasión; a lo mejor si Evaristo decide contender dentro de algunos años (…) va a ser más fácil que llegue por tercera vez a que haya otro presidente municipal que repita”.

En la gira de ese sábado aludió a los dos últimos exgobernadores “que salieron huyendo” de Tabasco: el priísta Granier y el perredista Arturo Núñez Jiménez.

También refirió que “a veces se habla mucho de popularidad, (pero) creo que lo más importante es el trabajo, obras como las que hemos visto hoy (hechas por la administración de Evaristo), trabajar en beneficio de la gente es lo que realmente importa”.

Como contexto debe resaltarse que es la primera vez que el régimen alude al candidato del PRI a la alcaldía de Centro.

Esto, luego de que la postulación del exmandatario priísta causara revuelo en las redes sociales.

En el lenguaje no escrito de la política, el papá de Fabián Granier Calles debe empezar a comprender que se metió en un terreno vedado y que a quien le corresponde cuidarla, va a defender la plaza.

Por lo pronto, algunas voces de Morena aseguraron que el “raspón” al químico va a recobrar la confianza en el partido, pues Granier se había apropiado de algunos espacios mediáticos que parecían vacíos.

En círculos cercanos al químico se calificó la postura del jefe del Ejecutivo como de “rudeza innecesaria”.

Seguramente en el régimen se conoce el verdadero posicionamiento del priísta al que su equipo en redes sociales presenta como “Súper Andrés”, algo así como un “López Obrador municipal”.

@RodulfoReyes