De verguenza

0
93

Por interés periodístico y la suma de comentarios que he recibido me di a la tarea de investigar el flujo migratorio de mexicanos a Estados Unidos para aplicarse la vacuna.

Es sorprendente lo que ocurre y significa una vergüenza para el gobierno mexicano que aquí engaña y usa políticamente para su beneficio a la pandemia. Somos un país en donde más de la mitad de la población no está inmunizada pero ya entramos a una normalidad preocupante.

Estamos próximos a las clases presenciales, pude ver el partido de fútbol entre Santos y Cruz Azul con un estadio lleno sin “sana distancia” ni medidas preventivas. El transporte público no recibe ni siquiera un tratamiento de productos sanitarios. Y por supuesto los funcionarios de gobierno y la gran mayoría de los candidatos a puestos de elección popular en eventos multitudinarios sin cubrebocas.

Aquí, lo he dicho, estamos sujetos a los saldos de vacunas que logramos adquirir en varios países. Se aplican destinas vacunas en municipios y alcaldías de acuerdo a las existencias sin importar las fórmulas de cada medicamento ni las condiciones físicas de los “pacientes”. Se calendariza de acuerdo a edades, si la mujer está embarazada, por profesiones y hasta por ser parte de alguna institución como los empleados de canal once antes que a los médicos o profesores.

Los jóvenes son los más expuestos y es la mayor proporción poblacional del país. Sin embargo en USA las aplicaciones son a toda la población y a gran escala. Las aplicaciones son por millones y muchas se ofrecen en farmacias como CVS y Walgreens con cita pero sin filas. Se llena un formulario unos tres días antes y ahí las autoridades permiten que el ciudadano puede determinar si prefiera la J&J, Moderna o Pfizer.

Dan entonces oportunidad de que cada persona, previa a la vacunación, puede consultar a su médico, especificar sus condiciones físicas y evitar en lo posible algún tipo de reacción. Por ello cientos de miles de mexicanos están saturando las líneas aéreas para viajar a USA y es por una evidente desconfianza al gobierno de amlo.

En Houston los choferes de Uber reconocen que la economía del lugar se ha regenerado por tanto mexicano y que hace meses no tenían clientela para la transportación, ahora los tiempos para corresponder a tantas solicitudes son insuficientes y evidentemente las tarifas se han incrementado. Ingrese a dos plataformas de servicios turísticos para indagar si había cupo en vuelos y los costos.

No fue sorpresa, están saturadas las aerolíneas y las tarifas elevadas IMSS. Un empleado de Aeroméxico me comentó que un vuelo redondo a Houston que normalmente está en cinco mil pesos, hoy el más barato es de 12 mil “ porque vamos llenos”. Tres ciudades están siendo muy solicitadas por los viajeros mexicanos que en muchos de los casos hacen dos trayectos para dos dosis. Estas son Los Ángeles en California, Houston en Texas y Nueva York.

En Despegar los precios más baratos a LAX están en 14,885 pesos y casi en todos los vuelos hasta con escalas de 7 horas. A Houston en 13,631 y a NY en 19,624. En la página de Expedía, a LAX en 10,706 a Houston en 9,758 y a NY en 12,206. Todo sujeto a disponibilidad, línea aérea, fecha, horario y vuelos directos o con escalas. Las aerolíneas también suben tarifas por asiento asignado por número de maletas y adentro de la aeronave por todo tipo de consumo. Y repito, algunos prefieren ir dos veces en menos de dos meses a USA por sus dosis.

Da vergüenza saber que aquí se han dado casos de engañar a los adultos mayores cuando no se les placa el medicamento y con pruebas reales y evidentes el gobierno no sanciona a ningún funcionario como el propio López Gatell que ha tomado a la pandemia como una ruta a la popularidad y al servilismo con el presidente.

Ebrard se despierta temprano se pone un abrigo y va al aeropuerto a videograbar el arribo de algún contenedor con las vacunas pero representa a un gobierno que niega la posibilidad de conocer los convenios y costos para el país de la vacunación. Ya no es broma ni sarcasmo cuando en redes sociales se pregunta “¿cuál es el presidente que ha vacunada a más mexicanos?” Y la respuesta inmediata en “Joe Biden”. No pudiésemos esperar que el gobierno de la 4aT nos informe a cuántos niños y jóvenes se les ha atendido en USA porque aquí ni fecha hay para protegerlos de la pandemia.

Un gobierno que se autoestime honesto y digno tendría que comportarse de manera distinta. No como dice amlo que evita acudir a zonas de tragedia y ayudar a la población porque las fotos son un espectáculo de los conservadores y “que tal si me enfermo”. Da vergüenza y tristeza conocer día con día a más familiares, amigos, parientes, empleados y gente en general que presume que ya se vacunó en USA, ya les vale lo que aquí se haga o deje de hacer, un gobierno extranjero les ha cumplido más y mucho mejor.

Conductor del programa VaEnSerio MexiquenseTV canal 34.2