Los Murat le cumplieron electoralmente a AMLO… y aseguraron posiciones a su clan

0
84

En la elección de diputados y diputadas al Congreso de la Unión, Morena y aliados arrasaron en Oaxaca, donde ganaron carro completo: Los diez distritos electorales federales, salvo que alguno sea anulado si acaso impugna la coalición PAN-PRI-PRD.

Y en la elección de diputaciones al Congreso Local, Morena se llevó 19 de un total de 25 de mayoría relativa; la coalición solo 6 (3 para el PRI, 2 para el PRD y 1 para el PAN).

Además, Morena por sí mismo alcanzó más de 51 municipios de 153 por el régimen de partidos, el resto se reparte entre los demás partidos, incluyendo los de reciente creación y los locales; descontando algunos municipios donde no hubo elección por violencia o destrucción de material electoral el día de los comicios.

Independientemente a los resultados locales, parece que en Oaxaca el gobernador Alejandro Murat Hinojosa le cumplió a su gran amigo y aliado político: El presidente Andrés Manuel López Obrador en cuanto al resultado de las diputaciones federales, que por ahora son la prioridad para el fundador y jefe político de Morena.

Prioridad para contar con el mayor número de curules en la Cámara de Diputados Federal. Y aunque en las entidades del Sur-Sureste le respondieron, no le alcanzó, pues Morena fue derrotado en el centro y en el norte del país (aun con los espacios que conserva); regiones donde son menores los índices de marginalidad y pobreza.

Generalmente (aunque no es la regla) las zonas marginadas son grandes generadoras de votos. ¿Será por eso que primero los pobres?

Retomando el tema: Tras conocerse los resultados electorales, en redes sociales no han faltado cuestionamientos hacia el compromiso del primer priista del estado de Oaxaca. Usuarios han preguntado cosas como por ejemplo: “¿Alguien sabe si Alejandro Murat sigue siendo priista?” 

Y no se trata de verlo como el presidente AMLO, metiendo hasta los codos en las elecciones, sino se trata de su compromiso con su partido, como militante y como gobernante.

Muy poco se le ha visto encabezando encuentros con la base militante priista inyectándole ánimo para fortalecerse. Incluso, la mayoría de las candidaturas priistas a las diputaciones federales las encabezaron personajes demasiado vistos o con mejor vínculo con el ex gobernador José Murat Casab.

Hasta parece que las postulaciones llevaban el propósito de perder.

Salvo en dos distritos: Teotitlán de Flores Magón, donde la fórmula la encabezó Marco Arturo Carrasco Tena, un joven de perfil ciudadano, y en Puerto Escondido, donde la fórmula la encabezó Miriam Pilar Liborio Hernández, una joven priista forjada desde la base militante; ambos obtuvieron muy alta votación.

En Oaxaca, viendo siempre juntos al presidente López Obrador y al gobernador Alejandro Murat, la ciudadanía identifica las acciones de gobierno más con la administración federal que con la administración estatal; en otras palabras, más con Morena que con el PRI.

Y es un decir, porque en realidad en la entidad es evidente la ausencia de obras de envergadura, de ambos lados. El gobierno de AMLO se ha enfocado más a los caminos rurales y a los programas sociales; nada más existe el proyecto interoceánico en el Istmo, y la promesa de concluir las supercarreteras al Istmo y a la Costa.

En fin, que si las elecciones son un parámetro para evaluar a los gobiernos, entonces de los resultados de las elecciones concurrentes en el estado de Oaxaca, sobre todo las federales, sale mal evaluado el gobierno de Alejandro Murat.

POSICIONES PARA EL CLAN 

Con todo y sus defectos, errores, estigmas, pertenencias políticas, las candidatas y los candidatos priistas a las diputaciones federales por el principio de mayoría relativa se afanaron en la campaña electoral; y si no ganaron, sí produjeron votos, que sumados a los de casillas especiales, servirán para la asignación de las diputaciones plurinominales.

O sean, los de mayoría dejaron el alma en la campaña y hasta gastaron su dinerito para que los de representación proporcional accedan a la Cámara de Diputados Federal sin haberles costado el menor esfuerzo. Con todo y que algunos candidatos y candidatas pluris hicieron como que hicieron campaña.

Y así prominentes miembros de la cúpula del PRI nacional aseguraron posiciones para sí mismos  o para su clan. Ahí está Alejandro Moreno Cárdenas, quien encabeza la lista plurinominal de la IV circunscripción electoral, en la cual Eduardo Enrique Murtat Hinojosa tiene segura la curul en la tercera posición.

Por cierto, Eduardo Enrique Murat Hinojosa ¿es del PRI o es del PVEM? ¿O no tiene filiación política? Es el mismo que actualmente es suplente del senador Manuel Velasco Coello, del Verde Ecologista de México; incluso estuvo en funciones cuando éste tras asumir el escaño regresó a Chiapas a concluir la gubernatura.

Ahora Eduardo entrará como diputado federal del PRI.

Por la misma circunscripción electoral, en la segunda posición, seguro entra María Guadalupe Alcántara Rojas.

¿Tendrá relación con Aurora Alcántara, esposa de José Murat? Igual y es mera coincidencia.

Luego, por la tercera circunscripción, en el cuarto sitio Lorena Piñón Rivera aseguró su ingreso a la Cámara de Diputados Federal; la misma que contendió para la dirigencia nacional del PRI y terminó en el Comité Nacional de “Alito”.

Y también por la tercera circunscripción, en la sexta posición es probable que entre Mariana Erandi Nassar Piñeyro, ex Secretaria de Movilidad del gabinete de Alejandro Murat.

Correo: rosyrama@hotmail.com