Semáforo artificial

0
83

De siempre y desde antes que se diera como oficial el inicio de la pandemia en México he afirmado que ha sido un fracaso el manejo de parte del gobierno y por muchas razones. Desde finales del 2019 me pareció extraña la enfermedad y luego fallecimiento de dos personajes públicos, me refiero a Carlos Girón, medallista olímpico y Eduardo Pasquel, comentarista informativo. Ambos con los síntomas precisos del coronavirus pero el parte médico indicó Pulmonía Atípica.

Luego el reconocimiento en marzo de la existencia de la pandemia en el país y aún así se menospreció a la enfermedad. El presidente no ha sido respetuoso con los protocolos sanitarios, se niega al cubrebocas, emprende giras arriesgando a colaboradores y ciudadanos, su mensaje es y ha sido de abrazos “no pasa nada”, abrió fronteras a caravanas migrantes de Centroamérica sin cuidados sanitarios ni de seguridad nacional llenándonos de migrantes indigentes hasta un trump le puso un estate quieto y luego la manipulación política del proceso de vacunación en donde ha sido por etapas, por firmas farmacéuticas, por existencias y por edades cuando en el mundo no se ha practicado esta especie de segregación.

También he afirmado que el semáforo preventivo ha sido empleado más por presión social/político que por la emergencia sanitaria. Es el único país en el mundo en donde hay semáforo verde cuando la mayor parte de la población no ha sido vacunada. Es más, insistiré, no hay sanción ni conocimiento del nombre de la “voluntaria” que fue videograbada engañando a un anciano en la supuesta aplicación de la dosis ( y esto en un gobierno que presume de honestidad y combate a la corrupción). La jefa de gobierno determina a su calendario el matiz del semáforo de medio a bajo o a alto, de acuerdo a las circunstancias.

Y qué decir del inepto de Lopez Gatell, mintiendo en las cifras, jugando al político, señalando que llegar a 60 mil muertos sería una tragedia, vacacionando sin ninguna precaución en época de emergencia nacional y cerrando su jornada de promoción en tardeadas informativas con mariachis y flores. Ridículo y sin vergüenza. Ebrard negociando la entrega de saldos que recibimos de varias naciones. Y ahora las consecuencias: ya se determinó semáforo verde, se normalizó la actividad social con enorme irresponsabilidad cumpliendo intereses electorales y por lo menos en seis estados del país está repuntando rápidamente los contagios y los fallecimientos.

Varias veces anticipamos a las autoridades que sería grave pretender regresar a los niños a actividades presenciales a la escuelas y la respuesta de amlo fue “si se detecta un caso, pues lo aislamos”. La UNAM ha sido determinante, no hay condiciones es para regularizar las actividades escolares. Para muchas naciones los mexicanos continuamos siendo apestados. Las restricciones son muy marcadas y muchos, lo escribí, con posibilidades han ido a Estados Unidos a procurarse dosis que aquí no les proporcionan. Allá se aplican los medicamentos en farmacias o centros militares de atención. Se hacen citas cuatro días antes, se puede incluso escoger la firma farmacéutica que proporciona la vacuna y la atención no es ni tardía ni burocrática.

Miles de jóvenes ya están protegidos gracias al gobierno estadounidense, no el mexicano. Pero aquí el presidente está feliz, feliz. Su gobierno festeja sus métodos de vacunación pretendiendo que la población les quede agradecidos. Bastaría que se experimentara la atención recibida en USA para entender lo elemental y primitivo que se está manejando el asunto aquí. Veremos que deciden los gobernantes en este episodio de escándalo por el desplome del Metro en Tláhuac. Observaremos con aué nos saldrá el señor López Gatell, Claudia Sheinbaum o Marcelo Entar en un sexenio en donde lo que menos importa son los muertos ya sea por la violencia, los feminicidios, càncer, la pandemia o tragedias como el derrumbe del Colegio Rebsamen o el Metro. Lo cierto es que mes con mes la realidad me da la razón, esta es una tragedia que se pudo evitar pero como nos están acostumbrando, no hay responsables.

Conductor del programa Va En Serio mexiquense tv canal 34.2