INE ¿qué no ves la violencia en tus órganos desconcentrados?

0
400

l siguiente no debe ser un caso meramente local o aislado, porque es como una cloaca que ensucia la credibilidad del Instituto Nacional Electoral (INE), donde han velado por erradicar cualquier tipo de violencia, de discriminación, de conculcación de derechos.

Se trata del Vocal Ejecutivo de la Junta Local en Oaxaca, Edgar Humberto Arias Alba, con alrededor de diez años en la función después de actuar en la Junta de Chiapas.

Siempre ha habido expresiones de inconformidad hacia el trato déspota, autoritario, vengativo, arbitrario, chocante, del funcionario electoral que, por así disponerlo la ley, a la vez funge como presidente del Consejo Local del INE.

Un órgano desconcentrado donde las personas funcionarias o con consejerías se pliegan a él o, en su caso, corren el riesgo de sufrir el látigo de su desprecio en todos sentidos: Desde gritos, burla, discriminación, hasta obstrucción del ejercicio del cargo.

Legalmente se han quejado en su contra. Pero poco se ha sabido de ello. Incluso, en los órganos centrales del INE han dejado pasar las denuncias en contra de Edgar Humberto, como si gozara del manto protector de algún alto funcionario del Instituto.

No obstante, la cloaca la destapó la consejera Rebeca Hernández Vázquez. Y de ahí se ha soltado la lluvia de manifestaciones de inconformidad, de denuncias, en contra de dicho personaje que tal pareciera haber sentado un reinado en la Junta Local-Oaxaca.

Y así han llegado a nuestro buzón correos donde denuncian situaciones como las siguientes:

A Humberto Arias Alba le disgustan las personas que opinan diferente a él, las considera sus contrarias; ha cometido abuso de poder contra personal de la Junta Local, hostiga, amenaza y obliga a renunciar; ha corrido a gente de manera infame y discriminatoria, y todo ello con el consiguiente daño sicológico. 

Según las denuncias, entre las personas agraviadas por dicho Vocal Ejecutivo se encuentran:

Karen Soriano Rea, ex encargada de sistemas de la Junta Local; Paulina Guadalupe Ruiz García, Emilia Reyes Salvado; Samuel Pinacho, enlace de fiscalización; Miguel Ángel Portillo, Coordinador Administrativo; Rubén Fortino Vendrell, Vocal de Organización; Mtra. Luisa Rebeca Garza, Vocal de Capacitación; Yolando Salvador Alvarado Vásquez, ex vocal distrital, entre otras.

Todas las personas anteriores fueron hostigadas laboralmente al grado de obligarlas a renunciar o de provocar su destitución. En algunos casos el hostigamiento fue de otra naturaleza. Es casos específicos hay denuncian ante el INE sin ninguna repercusión hacia la mala actitud de Edgar Humberto.

Incluso, mismos consejeros y consejeras del Consejo Local se han quejado abiertamente de la poca tolerancia del delegado cuando se tiene una postura diferente. Sin embargo, en la Junta no se ha procedido conforme a derecho como si existiera línea del Vocal Ejecutivo para que al interior reine la impunidad.

Ups. Así las denuncias. ¿Qué pasas INE? 

Y aún hay más, pues cuentan que:

“Una vez destituido el Coordinador administrativo Miguel Ángel Portillo Torres, el licenciado Arias, trajo de la ciudad de México un encargado de la Coordinación Administrativa, Miguel Ángel Méndez Aragón, quien en actos de estratagema lo hace coordinador administrativo, al no dejar que nadie concurse la plaza, solo esta persona. Pone en puestos a quien le brinda pleitesías y a su grupo de amedrentadores para controlar a base de intimidación al personal del INE, con la amenaza de correrlos al menor desacuerdo.” 

El más reciente caso es el de la consejera del Consejo Local, Rebeca Hernández, cuya discriminación y trato diferenciado empezó designación de las consejerías para los consejos distritales, y ella no estuvo de acuerdo.

Y ella ya lo denunció por violencia política contra las mujeres en razón de género. Aunque Edgar Humberto Arias Alba atribuye todo a un linchamiento mediático en su contra.

Pero parece que no. Once años en el cargo ya hicieron crisis. Tanto tiempo en un cargo, en un solo lugar, crea intereses. ¿O no?

¿FUNCIONARÁ EL PROTOCOLO? 

A ver si ahora el INE actúa en contra de sus funcionarios de órganos desconcentrados que han creado feudos y reinos en Juntas Locales. Léase caso Oaxaca.

Apenas ayer el Consejo General cacareó la aprobación por unanimidad de el Protocolo para prevenir, atender y sancionar el hostigamiento y acoso sexual y laboral del INE, así como la “Caja de Herramientas” para que el personal del Instituto se sirva de esta normatividad para defender sus derechos. 

¿Funcionará? ¿O en los órganos centrales se seguirán haciendo de la vista gorda?

Por lo pronto, la Consejera Carla Humphrey aseguró que “la aprobación de este Protocolo es de importancia fundamental, pues da a conocer a las víctimas reales y potenciales los derechos con que cuentan, así como las vías para denunciar la comisión de este tipo de actos.” 

CASO REBECA  

Otro caso de violencia institucional. INE, ¿qué pasa pues

Correo: rosyrama@hotmail.com