PAN, lee la cartilla a diputad@s y ediles electos

0
94

Marko Cortés Mendoza, líder nacional del PAN, bien clarito les advirtió: “Lo que hoy les quiero pedir es que si ustedes quieren seguir adelante con sus proyectos políticos, que es legítimo, entiendan que el proyecto del 24 ya inició, y que si quieren ser nuevamente diputados locales reelectos o quieren pasar a alcaldes o a diputados federales y quieren seguir construyendo en política, necesitan no parar”. 

Así, sin pelos en la lengua habló en la plenaria de capacitación a diputadas y diputados locales electos de Acción Nacional. Igual se refirió en reunión similar con presidentas y presidentes municipales electos panistas, a quienes dijo:

“Tal como ocurrió en el año 2000, cuando el triunfo del PAN estuvo cimentado en sus buenos gobiernos, municipales y estatales, para el 2024 en el buen desempeño de las autoridades panistas está la posibilidad auténtica de poder sacar a este mal gobierno (federal)”. 

¿Oyeron? ¿O no oyeron?  

Porque hay panistas a quienes les ocurre (como dice la vox populi) “que por un oído les entra y por el otro les salen” las advertencias, consejos, sugerencias, líneas de acción. A veces por apatía, otras ocasiones por intereses personales o por compromisos con grupos políticos de otras filiaciones.

Son excepciones.

¿QUÉ PIDIÓ A LAS PERSONAS ELECTAS COMO MUNÍCIPES?

“Gobernar bien”. Porque la mejor carta de presentación del PAN es el buen trabajo de sus gobiernos. Y recalcó: “Si lo hacemos bien todos, Acción Nacional va ser la alternativa principal articuladora de la oposición, para la elección del 2024”.

Cierto. Porque el PRI nacional de oposición “responsable” no tiene nada; más bien refleja una actitud sumisa y comprometida a cambio de impunidad de su cúpula. Ahí siguen sosteniendo a Enrique Peña Nieto y compañía en vez de expulsarlos.

En fin, lo primero que deben hacer las y los munícipes electos es “regresar con los ciudadanos para dar las gracias, gobernar con honestidad, eficiencia y transparencia, y tomar las prácticas exitosas de otros gobiernos”, recomendó Marko.

Y tiene razón. Nada reconoce mejor el ciudadano que el agradecimiento de quien resultó electo: Un saludo por teléfono, regresar casa por casa a agradecer el voto. Y luego, por supuesto, gobernar tal como lo sugiere el líder nacional panista.

Y por favor, seguir las estretagias y rodearse de personas que sepan, luego resulta que terminan dando cargos a cuates y cuotas, nada más aumentando la burocracia municipal.

Quizá Marko Cortés lo tiene claro. Por eso recomendó:  “Conformar equipos competentes de trabajo, ser modernos e innovadores, comunicar todo lo que se haga bien, trabajar de la mano con los Comités Directivos Municipales y Estatales del partido y ser constructores de paz, mediante la construcción de acuerdos con regidores de oposición…” 

Claro, como reza la sabia filosofía popular: “Lo cortés, no quita lo valiente”. Y se gana más construyendo acuerdos, que peleando inutilmente.

Y miren, eso de comunicar es de lo más importante. Si los gobiernos municipales no comunican sus buenas acciones de gobierno, la ciudadanía no se enterará si corresponde a éste, o al gobierno estatal o al federal.

En fin, todas las recomendaciones de Marko Cortés a las y los presidentes municipales electos del PAN, tambien pueden ejecutarlas la militancia panista electa para regidurías. Hay regidores de Acción Nacional que se distinguen más por defender al munícipe de Morena, que por abanderar las decisiones colegiadas en beneficio de la población.

¿Y QUÉ PIDIÓ A DIPUTADAS Y DIPUTADOS ELECTOS? 

De entrada: “Nunca desvincularse con los ciudadanos y cumplir con entrega (su) gran responsabilidad, mediante decisiones legislativas que trasciendan en la vida de las personas. Ser diputados de carne y hueso y poner los pies en la tierra”. 

O sea, nada de asuntos personales.

Y dio tips como los siguientes: “No oponerse a todo…pero sí a a las iniciativas que vayan contra México () y a lo que la gente no ve bien que se apruebe.”

Además les pidió “atender el equilibrio del poderes, las auditorías y la fiscalización del gasto público, el nombramiento de magistrados, el nombramiento de titulares de los organismos autónomos, y ponerse en contacto con las organizaciones de la sociedad civil, formar equipos de asesores profesionales…” 

A decir verdad, si las personas diputadas, munícipes y en regidurías cumplieran cabalmente con acciones, actitudes y posturas como las sugeridas por Marko Cortés, el PAN tendría un mejor crecimiento y en estos momentos Acción Nacional sería la única opción viable para el 2024.

Cuando el PAN gobernó el país, hubo un decidido respaldo al sector económico y a la clase media, esa que ahora tanto desprecia Morena.

PAN, LA OPOSICIÓN   

Acción Nacional es el único partido político que no ha dejado de desempeñar su papel de oposición. Y no por eso ha dejado de ser responsable. 

Pero para nada se inserta en esa oposición “responsable” de la que habla el PRI: Solo en el discurso, porque en los hechos la cúpula priista le hace caravana al Gobierno Federal de la autodenominada “Cuarta Transformación”.

Y no se diga en las entidades federativas, donde los priistas (con sus honrosas excepciones) hacen reverencia a morenistas empoderados: Desde titulares de Ejecutivo, pasando por personas legisladoras y munícipes. Y, por supuesto, a prospectos a las gubernaturas.

¡Y cómo tratan al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador! Una cosa es el protocolo institucional, y otra cosa es la abyección. “Sí señor presidente, como usted diga señor presidente”, corren y se desviven para atenderlo; incluso, hasta llenando auditorios con priistas en los eventos presidenciales.

En cuanto a los perredistas quedan muy pocos asidos de las coaliciones electorales para sobrevivir. Una gran mayoría se ha mudado a Morena con todo y clientela electoral; incluso, algunos con doble cara, pues siguen militando en el Sol Azteca pero trabajan para Morena.

El PRD es prácticamente un cascarón. No obstante, sus poquísimos cuadros a nivel nacional, contados con los dedos de una mano, siguen dando la pelea por lo menos desde el discurso que impacta en el ánimo de los electores.

Acción Nacional en cambio, si bien no se ha distinguido por crecimiento acelerado, tampoco ha caído. Más bien se ha sostenido. Y política y electoralmente posee un ingrediente de suma importancia: Una militancia preparada, combativa y con principios ideológicos.

Y hasta eso, con sus excepciones. Porque también hay panistas con doble cara, o que hasta se colaron en el gabinete del presidente López Obrador; por ejemplo, Germán Martínez. Ideológicamente como el agua y el aceite.

En fin, de todos los partidos políticos existentes hasta el momento, Acción Nacional parece ser la única oposición con posibilidades para darle la batalla a Morena y a su líder moral política y electoralmente, además en el terreno legislativo, que es donde medirán fuerza rumbo al 2024.

Correo: rosyrama@hotmail.com