Otra vez engaña Morena sobre la devolución de su financiamiento

0
17

No es la primera vez que Morena plantea devolver parte de su financiamiento público para alguna causa noble como, por ejemplo: Para la reconstrucción por desastres naturales y para la compra de vacunas contra el virus Covid-19.

Sin embargo, la causa noble la pervierte con una serie de artilugios como ahora. ¿O el líder nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, va a salir con que desconoce el procedimiento para la devolución del financiamiento público?

Cabe equivocarse la primera vez. Pero ¿en las demás? Bien dice la vox populi: “Una vez es gracia…y la otra es desgracia”.  

Nos referimos al reciente intento de Morena para devolver directamente al Instituto Nacional Electoral (INE) parte del financiamiento, cuando el recurso ya estaba en poder de este partido, lo cual no lo permite el mecanismo establecido en el Acuerdo INE/CG86/2020; y por tanto, la solicitud de devolución fue improcedente.

Acuerdo del que Morena tiene pleno conocimiento, porque el año pasado y en el actual hizo devoluciones apegadas al mecanismo legal.

El INE se lo acaba de decir bien explicadito: “La renuncia al financiamiento público debe realizarse a petición del partido y antes de que le sea entregado.” Así lo marca la norma.

Y así lo hizo Morena en 2020, en que dejó de recibir un total de 826,972,392 pesos, pues “en un oficio enviado (al INE) en abril de ese año solicitó que se le descontara de mayo a diciembre un porcentaje tal que al final del año resultara en el 50% de sus prerrogativas…”

Vía el mismo mecanismo, Morena renunció “a 50 millones en mayo, agosto y septiembre de 2021, sumando para este año una devolución de 150 millones de pesos.” 

Pero hasta ahí.

O sea, que Morena no devolverá los más de 800 millones como prometió para este año, porque no usó el mecanismo que ya conoce y utilizó el año anterior.

De acuerdo a la explicación del INE, resulta que el pasado 8 de noviembre, mediante el oficio CEN/MDC/027-BIS/2021 Morena solicitó:

“… se me haga del conocimiento la institución y cuenta bancaria en la cual este instituto deberá hacer la devolución de la cantidad consistente en $200,000,000.00 (Doscientos millones de pesos m.n. 00/100) para su reintegro a la Tesorería de la Federación para la compra de vacunas contra el COVID-19”. 

Petición ociosa porque ya no se puede hacer, pues el INE ¡ya le había depositado el recurso, no lo solicitó antes como en otras ocasiones!

Bien claro se lo dice el Instituto en su respuesta. Vean:

“…esta petición… fue improcedente, pues versa sobre devolver un monto de financiamiento público que fue depositado al partido político, es decir, que ya forma parte de su patrimonio, de ahí que los recursos deberán destinarse al fin para que el que fueron otorgados.” 

Es decir, una vez que el INE deposita a los partidos la ministración correspondiente, ya no pueden hacer devoluciones, ni destinar el financiamiento para otros fines que no sean señalados por la ley electoral: Actividades ordinarias, campañas, capacitación a mujeres, etc.

Morena ni siquiera podrá completar la devolución de por lo menos 250 millones de pesos (de esos 800 prometidos), porque “sólo podría presentar una solicitud de renuncia al financiamiento público federal ordinario que aún no se le ha depositado para el ejercicio 2021, es decir, el relativo al mes de diciembre”. 

Peo a dicha ministración el INE le “deducirá la cantidad de 66 millones 814 mil 413 pesos, en virtud de las multas y sanciones impuestas.” 

O sea, Morena en estos momentos solamente podría disponer de casi 67 millones.

Qué discurso tan, pero tan engañoso el de Morena, ¿no? Y lo peor un discurso electorero que juega con la necesidad, la salud, la pobreza y los sentimientos de la ciudadanía.

OTRO ARTILUGIO 

Relean lo dicho en la solicitud de Morena”

“… se me haga del conocimiento la institución y cuenta bancaria en la cual este instituto deberá hacer la devolución de la cantidad consistente en $200,000,000.00 (Doscientos millones de pesos m.n. 00/100) para su reintegro a la Tesorería de la Federación para la compra de vacunas contra el COVID-19”. 

Si bien Morena puede renunciar a su derecho de recibir financiamiento público, el INE no puede reintegrarlo para un fin específico, como bien se lo ha hecho saber:

“..es preciso aclarar que el Instituto no cuenta con la atribución de destinar el recurso no empleado y reintegrado al erario público, para fines, instituciones u organismos públicos específicos.” 

Y se lo ha dicho de manera reiterada.

Sin embargo, Morena insiste en el mismo discurso, lo cual evidencia el engaño sobre que los recursos devueltos son destinados para la compra de vacunas. Vaya, ni siquiera se sabe qué destino les dio la Tesorería de la Federación.

Correo: rosyrama@hotmail.com