Rusia al Rescate

0
704

Diego Martín Velázquez Caballero

Durante las elecciones de 2018 se advertía, por parte del PRIANRD, los nexos de Morena con Vladimir Putin. Ahora que el máximo líder ruso ha señalado la posibilidad de movilizar tropas y armas para Cuba y Venezuela, reflejando la estrategia que la OTAN y Estados Unidos hacen en Europa del Este; podría surgir una buena oportunidad para la oposición a MORENA de ofrecer la geografía nacional y construir una opción política alternativa frente al abandono de Estados Unidos.

Los nexos de Estados Unidos con el PRIANRD son históricos, el caso de Luis Echeverría –LITEMPO- señala el arrobamiento total del régimen para con el imperialismo norteamericano. Sin embargo, ahora que la Cuarta Transformación también sonríe a la Casa Blanca y Washington, existe una oportunidad singular para mudar casacas. Si la Unión Americana ha dejado en la orfandad a la clase política mexicana después de tantos servicios prestados, quizá Rusia los puede tomar en cuenta. México podría ser de un gran interés geográfico para Rusia, como en su momento lo pensaron Japón o Alemania. El fundamentalismo islámico ha despreciado la oportunidad, pero Vladimir Putin no tendría dudas.

El conservadurismo ruso es más que semejante con el conservadurismo mexicano. Si el PRIANRD lo considera bien, tienen más coincidencias con Moscú que con Joe Biden. El intervencionismo de los demócratas se ha convenido positivamente con el Lopezobradorismo, a menos que se decida boicotear la Cuarta Transformación como ocurrió con el salinismo, la oposición tiene pocas posibilidades de arrancar el Ejecutivo Federal a Morena. Algo gravísimo tendría que ocurrir, aunque de Estados Unidos siempre hay que esperar cualquier cosa.

Mientras tanto, bien haría la oposición en pensar alianzas –ellos sí más que imaginarias- con Rusia Unida y el conservadurismo euroasiático. El fracaso del neoliberalismo y colapso de la globalización occidental columbra una lucha civilizatoria donde los nacionalismos serán artífices del Mundo Postcovid. La oposición simplemente no acierta a construir un modelo alternativo a López Obrador, la falta de discurso, imaginación y líderes; es consecuencia de su pragmatismo e incongruencia. ¡Vaya! Hasta el impensable transfuguismo a Morena es una terrible realidad. La oposición no sólo está molesta, se está quedando hueca.

Rusia es una gran nación, sin duda será protagonista hegemónico del mundo por venir. El gambito lanzado por Vladimir Putin no debería ser despreciado por la oposición mexicana. Durante décadas se acuso a los comunistas de vínculos con la esfera soviética, no obstante, su exterminio, la guerrilla latinoamericana fue invisible para la URSS y significó millones de dólares para los promotores del anticomunismo. Pero las cosas han cambiado, Rusia no es comunista y Estados Unidos no financiará como antaño al PRIANRD.

Ojalá que la oposición atienda la invitación de Rusia, admitan el nacionalismo en sus convicciones, dejen el servilismo a Norteamérica e incluso se atrevan crear una Iglesia Mexicana. Rusia puede ser la salvación, no sólo Estados Unidos sabe el valor de México.