Tres de Tres/PRI contra PRI

0
31

Xóchitl Patricia Campos López

En las elecciones estatales del pasado fin de semana se encuentran datos que adelantan los escenarios de la sucesión presidencial en 2024. El sistema de partidos derivado de la transición mexicana se encuentra hecho añicos, pero el pacto de dominación priista permanece como la matriz que sigue nutriendo de cuadros políticos, gobernanza y recursos a las tertulias ideológicas en pugna.

Mariano Palacios Alcocer señalaba que el PRI era el único partido en México, a la distancia de aquellas reflexiones, cada elección parece confirmarse esta vieja hipótesis: toda la negra cultura priista se observa en las necias coaliciones autoconcebidas como nacionalistas o globalistas.

Morena sustrae al PRI en los espacios donde triunfó electoralmente, así como lo hace -y lo hizo- el PAN y PRD. Al final, Morena-PAN y PRD pasarán; pero el PRI no pasa, siempre se queda ahí, con otras camisetas, colores o fisonomía y con los caciques de siempre.

No se pinta el país de guinda, como tampoco hubo ola azul, el transfuguismo priista es el que se afirma con el paso de los años. Aún suponiendo que PRIANRD y PRIMOR tienen una competencia auténtica, los resultados demuestran un empate técnico, así como una división Norte/Sur. Los nudos y feudos del sistema político mexicano se amarran como muégano pétreo y López Obrador ha iniciado la cuenta regresiva de su mandato, ya se va. Los poderes fácticos, los feudos y los Estados Unidos de Norteamérica, plantearán un sucesor a su medida.

El globalismo y nacionalismo, priistas, se plantearán la alternancia política en el país bajo la esfera yanqui. Desde el presidente Ernesto Zedillo, la federación no ha podido controlar los poderes locales y esto ha permitido que la geopolítica imperialista intervenga para regular el control del país. El Estado y las instituciones mexicanas se han debilitado por completo, mientras las fuerzas vivas se desarrollan como pueden, tampoco Norteamérica tiene pensado adoptar la república mexicana en el corto plazo.

El régimen burocrático militar instaurado al final de la guerra fría es el vaso comunicante con Norteamérica y la vocación geopolítica asignada. Ni los nacionalistas o globalistas pueden hacer nada, por ello se dedican al desgobierno que hace tan semejantes sus entidades ¿Cuál es la diferencia entre Oaxaca y Durango? ¿Hay alternancia cuando ganan priistas de diferentes partidos políticos?

MORENA y PAN viven en un canovismo priista, los admiten de colados; pero los amarres y el poder de veto son poseídos por las redes caciquiles históricas. En el pasado, el presidente tenía el apoyo militar para controlar a los gobernadores y poderes fácticos; ahora estos cabildean directamente con el imperio estadounidense. El rechazo del presidente AMLO a la cumbre de las Américas significa el desprecio al intervencionismo americano, aunque el reconocimiento de su importante peso en la sucesión ¿Obtendrá Marcelo Ebrard los favores y visto bueno de la Casa Blanca?