PRI: 2021, el acabose

0
40

La prueba de que las corrientes criollas del PRI están relegadas es que la única posición que le tocó a este partido en la alianza con PRD y PAN para las elecciones federales de julio, es para Erubiel Alonso Que, representante de los intereses del presidente del CEN, Alejandro Moreno Cárdenas, “Alito”.

Más allá de si tiene merecimientos o califica como buen candidato, Erubiel forma parte del equipo del ex gobernador campechano, pues fue su coordinador de campaña cuando compitió con Ivonne Ortega por la dirigencia nacional.

Erubiel también operó los apoyos que requirió Dagoberto Lara Sedas para hacerse de la oficina de la avenida 16 de septiembre.

Esto es, en los últimos años Alonso Que ha estado al servicio del grupo de Moreno, por lo que su nominación puede enmarcarse en la estrategia de consolidar al grupo del campechano.

Acompañado de las siglas del PRD y el PAN, el originario de Balancán enfrentaría a Morena en el primer distrito federal con sede en Macuspana, en donde como abanderado del partido en el gobierno se perfila Marcos Rosendo Medina Filigrana.

Salvo Erubiel, ningún priísta tabasqueño ha sido tomado en cuenta para participar en la jornada federal.

Siguiendo esa tónica, se entiende que la directiva que capitanea Lara Sedas, que tiene como asesor de cabecera al propio Erubiel, se sirva con la cucharada grande en las candidaturas para el proceso local.

Por lo pronto, en lo estatal ya no hubo acuerdo con el PRD: la “alianza” se limita al PAN.

La explicación que le dan en el Revolucionario Institucional al fracaso en la coalición PRI-PRD-PAN es solo para justificar la presunta supeditación de Alejandro Moreno al régimen de Andrés Manuel López Obrador.

Según esa explicación, en Tabasco no hubo “acuerdo”, debido que “el sol azteca nos quita votos por el desprestigio por el mal gobierno de Arturo Núñez” y el blanquiazul “ni nos da ni nos quita”.

Esto, sin embargo, no se tomó en consideración en el proceso federal: la coalición entre esos tres partidos le dio una posición al PRI (la de Erubiel), una al PAN (para Juan José Rodríguez Prats) y ¡cuatro para el negriamarillo!

Se sabe que la alianza en Tabasco era inviable, ya que podía quitarle la alcaldía de Centro al morenismo, lo cual representaría una “descortesía” para López Obrador por tratarse de la capital de su estado.

Sobra decir que existen señalamientos contra Alejandro Moreno por estar al servicio de la administración de López Obrador.

Pero más allá del perjuicio que el CEN le hace al tricolor choco al encaminarlo a una segura derrota, nominar a Erubiel y no aceptar la alianza con el PRD para que Morena mantenga el palacio municipal de Villahermosa, terminará de hundir al tricolor y podría terminar en un partido satélite.

Por lo pronto, esta columna está en condiciones de informar que cuadros medios priístas que ayudaban en la operación política a Dagoberto Lara, le han retirado su respaldo y esperan el momento adecuado para presentar su renuncia.

 

PARA SU INFORMACIÓN…

1.- SE DESCONOCE SI Mario Llergo tenía posibilidades de ser candidato de Morena a la comuna villahermosina. Lo que sí es un hecho es que de haber logrado esa posición, la oposición le habría revivido el escándalo de las bugambilias en que fue involucrado por la oposición cuando fue funcionario de la administración capitalina con el priísta Jesús Alí de la Torre.

2.- VÍA JESÚS ZAMBRANO, el PRD nacional ha invitado a Manuel Andrade para ser candidato externo a la alcaldía capitalina.

@RodulfoReyes