Voto migrante. Cuentas cojas de toda la clase política mexicana

0
202
Regresaremos en otra entrega al valde de agua fría en la cara del Frente opositor al ver la encuesta que otorga 50% de preferencia, 30 puntos arriba, a Morena. Y que la empresa autora expresara que la gente rechaza al PRI en esa alianza opositora, para que los priistas dejen de adornarse tanto y recuerden: son pésimos gobernantes, desfalcadores y tienen lo peorcito de la clase política. Ahí está el rechazo popular al PRI por si lo dudan.

Los panistas se rasgan las vestiduras en plan simulación por la imagen de Claudia Sheinbaum en Times Square (que se las ganó) y callan muy desvergonzados los actos de campaña anticipada de Xóchitl Gálvez en California. Sí, promoverse pizcando fresas es acto anticipado, porque lo hace buscando votantes potenciales. Lo sabemos. El PAN no vio la ilegalidad de Gálvez, pero eso ya es normal mimetizado al PRI.La tónica no extraña, el doble rasero panista, tampoco, pero su torcido proceder de engañabobos es una extraordinaria oportunidad para hablar del voto migrante, de sus mitos y las cuentas cojas que la clase política al completo hace de tal, acerca de su número y verdadera influencia. Si adentro hay nada para nadie, afuera, más y por las mismas. Sin embargo, la cosa se está moviendo hace ya rato y por eso debemos reflexionar al respecto.

Y nadie en la clase política mexicana atina a decirnos qué hacer y cómo conseguir el voto del mexicano en el extranjero, que siempre ha sido un voto reducido. Hasta ahora, no ha determinado el resultado final. Sigue creyendo esa clase política que el mexicano solo vive en Estados Unidos. Craso error. Si un priista le dice a usted que sus parientes de California votarán PRI o a Xóchitl, recuérdele que los mexicanos por millones andan por Estados Unidos, sí, y los resultados del voto en el extranjero siempre han demostrado que el priismo es nulo por allá. Su pariente priista no es toda la migración mexicana. Siempre por allá, se ha dejado ver más la izquierda y el PAN. Nada indica que el PRI tenga motivos objetivos, reales, para haber crecido en este sexenio por EE.UU., cuando está casi muerto en México y nada tiene qué ofrecer. Más priistas ¿por tener a Alito? qué mal chiste. Y al mismo tiempo, tantos millones no se involucran en votar.

Y eso sí: todos están allá bien informados, porque Internet acerca las noticias a todos. Es decir, el viejo y hoy extraviado argumentillo de que no voten en el extranjero, pues no saben lo de acá, no cuela. Por favor, quitarse de la cabeza esa idea de la desinformación de paisanos. Otra cosa es que haya mexicanos que, de pleno derecho, no se involucren.

Ahora, recordemos que el PRI nunca quiso el voto en el exterior. Partía de una gran verdad: los que se marcharon, lo hicieron enojados con el PRI causante de su pobreza, como lo fue. Como nota al margen, el agresivo spot priista que circula en radio dice que con el PRI saldrás de la pobreza. ¡Ja! Qué mal chiste como Alito mismo. Respuesta: ¿de esa pobreza donde te metió el PRI? Solo hay de esa. ¡Son unos genios! Y en efecto, el PRI ha perdido todas las elecciones presidenciales en el exterior. Total, que se opuso a la propuesta opositora de permitir el voto en el exterior, siempre pospuesto por el PRI, opuesto a buscar la modernidad de México. Para variar. El PRI no es opción en 2024.

Ergo, el asunto tiene varias aristas. Debemos valorar. ¿Todos los migrantes son iguales, migraron solo a Estados Unidos y por pobres? la respuesta es no. ¿Todos son antipriistas? no se sabe, mas el PRI siempre pierde afuera las presidenciales. Las de 2006 y 2012 las ganó el PAN y Morena ampliamente, las de 2018. El PRI siempre ha sido el perdedor en el extranjero y putrefacto al interior. Es normal: no controlaba esos votos allá, como en sus cacicazgos de Hidalgo y Edomex, donde ¡al fin! lo han echado, que ya era hora.

Acaso, haya sido Cuahutémoc Cárdenas quien en plena campaña presidencial de 1994 se presentó en Los Ángeles y por primera vez en el extranjero como candidato presidencial,  ampliamente criticado aquí por el PRI al salirse del país. Lo que el PRI no vio fue que se trataba de la segunda ciudad con más mexicanos en el mundo y donde la colonia michoacana, organizada, tiene fuerte presencia. Los mexicanos siempre votaron a control remoto incidiendo en el voto interno y tantas veces, contra el PRI. Y a eso iba Cárdenas. Ahora, ya pueden hacerlo directamente. A Cárdenas se le criticó pararse en Los Ángeles. El PAN ahora calló la ilegalidad de acto previo de campaña efectuada con la visita de Gálvez. Doble moral. Pero es verdad que nos tendremos que acostumbrar a ver a los candidatos no solo en EE.UU., sino, acaso, en otros países. También hay algo que decirle a los mexicanos de fuera, por cuyas remesas este país come y ha comido en sexenios pasados y por mucho. Así que no nos pongamos tan exquisitos y olvidadizos ni tan patrioteros. La voz del mexicano del exterior, cuenta y es tan valiosa como la de adentro. Aunque le fastidie tanto al PRI que sabe que es un voto muy en su contra.

Si el PRI llegó tarde y mal a las redes sociales y no levanta, organizarse en el exterior lo demuestra torpe y flojo. Pareciera que el PAN y, sobre todo, Morena, han tenido mucho más éxito en organizar a las comunidades del exterior. Al menos, en Estados Unidos, pero recuerde: hay mexicanos por todo el mundo –con muchos perfiles e intereses igual de diversos– y de todas partes llegan sus votos, aunque otra vez, parezca que solo de EE.UU., lo cual verlo así es un error de análisis, por mucho que sea de donde más provengan tales votos. No se pierda de vista el resto del mundo, porque los motivos e intereses de los paisanos al votar y cómo lo hacen, pueden ser muy diferentes a los que votan desde EE.UU., pues las razones de su estancia afuera, también varían.

Gálvez parece no contar con redes interesantes en EE.UU.. Es natural, si apenas adentro medio la conocen. Por sus desfiguros más que por sus ideas y sí, en efecto, esos pueden darle la ventaja. Mas no se piense que Scheinbaum es más conocida afuera. No, porque igual que López Obrador, 5 años miró hacia adentro. Ahora es cuando deben darse a conocer en aquellas comunidades, no porque desconozcan los nombres de ambas, sino porque ni les saben algo en su provecho y sí quieren oír qué ofrecen. Como sucede adentro. Igual.

Acostumbrarnos a ver candidatos en el exterior haciendo su luchita es de una normalidad democrática que a nadie debiera ofender. La ley no dice que se ciñan al territorio nacional y se entiende que afuera anden buscando el voto permitido de los que migraron. México no termina en su frontera. Ya luego, lo que no cabe es la postura panista, lerda, de acusar que la adversaria hace campaña y que su candidata es una blanca paloma. Esas tomaduras de pelo desde el PAN, esa parcialidad amañada formuladas por Marko Cortés, son intolerables. O las dos violaron la ley o mejor callarse.

Algo queda claro: alguna vez ya el PRI ha buscado eliminar el voto en el extranjero. ¡Aguas! con eso. Que ni el PAN crea que la tiene ganada en el exterior solo difundiendo su discurso de odio a López; y Morena, por su parte, tendrá que vender algo más interesante que sea más que la simple continuidad, o no le alcanzará. Que nadie haga las cuentas de la lechera con esos votos. Falta mucho para saber cómo se pronunciarán esos mexicanos, a saber si lo harán o no. Los plazos de registro para votar ya corren y es importante considerarlos.  https://votoextranjero.ine.mx/srve_ciudadano/app/ciudadano/inicio?execution=e1s1 .

Por lo pronto, los temores y las esperanzas de cada alianza buscando la Presidencia son venderse humo, igual que en el interior, en el extranjero y el sonido atronador de las urnas lo será en función de la participación de la gente. Falta ver si se podrá instrumentar otra manera más eficaz de ejercer el derecho al voto. El modelo postal fue desmesuradamente carísimo en 2018 – difuso, herencia en gran medida del tinglado obstructor e inhibidor, bajo la dirección delincuencial del INE con Lorenzo Córdova, opacando todo lo que tocaba y siempre gradualista e inepto con la peste de corrupción por doquier. – y plantea cambios. Y como adentro, es cierto que cuando más se moviliza la gente afuera, como sucede adentro, el PRI tiende a perder. Entonces ¡¡movilicémonos!! Sépase que Gálvez ya se hizo asesorar por Zavala, Vázquez Mota y Javier Lozano. Lo dicho: oposición incapacitada para renovarse. Son pésimas noticias y enlodan la imagen de la Gálvez, que poco necesita para enloddarse la muy plagiaria confesa. Mira que unirse a dos derrotadas…