EU: Biden lanza el mayor programa para combatir la pobreza en medio siglo

0
105
  • Eligio al mismo tiempo atacar el Covid-19 y la caída en la economía
  • Apoyar la planta productiva y a las personas
  • Políticas públicas y estrategias donde todos participan

A pesar de que la administración de Donald Trump había inyectado a la economía 2.3 billones de dólares, los apoyos estaban dirigidos mayormente, a las grandes empresas y corporaciones, así como una dispersión de programas que esfumaron sus objetivos, dejando vulnerable el aparato productivo y los empleos; asimismo, no tomo medidas contundentes ante la pandemia del Covid-19.

Por lo que el presidente Joe Biden encontró que, en el mes de enero de 2021, aproximadamente un año del inicio de la pandemia, la economía estadounidense no sólo estaba debilitada, sino desarticulada, con sectores rezagados; la recuperación del empleo se había desacelerado y había 9.9 millones de empleos menos que en febrero de 2020, cuando comenzó la pandemia.

En este mismo sentido, el presidente Biden encontró que al menos uno de cada 10 adultos vivía en un hogar, a menudo no tuvo acceso de alimentos para comer (1); especialmente en comunidades con desigualdades raciales, la tasa de personas adultas negras y latinas que viven en hogares que no cuentan con suficientes alimentos es más del doble de la que existe entre las personas adultas blancas.

Lo anterior se debe a la directa relación entre ingresos e inseguridad alimentaria, de tal manera, que el 25% de los adultos >alrededor de 11 millones< que viven en hogares con ingreso anual de menos de 35 mil dólares, enfrentaban situaciones de inseguridad alimentaria al arranque de la administración Biden; aquellos con ingreso anual entre 35 mil y 75 mil dólares, sólo el 11% enfrentaban inseguridad alimentaria (2).

 

Dimensión multifactorial de la Pandemia

Desde el inicio de la pandemia en enero del 2020, alrededor de 74.7 millones de personas habían perdido su trabajo y la gran mayoría de estos empleos, se dieron en sectores que pagan salarios inferiores a la media nacional; quedando muchos sin dinero y rápidamente, gastaron sus ahorros. La encuesta de Human Rights Watch, arrojó que aproximadamente 24 millones de adultos se encontraban en situación de hambre y más de 6 millones temían sufrir desalojos al no poder cumplir con los pagos de su vivienda.

El diagnostico realizado por el presidente Biden, encontró serios daños en la situación de la mujeres, pobreza y desigualdad, especialmente entre la niñez, negros, asiáticos, hispanos, latinoamericanos, ineficiencia en los sistemas de apoyo económico, de seguridad social y especialmente de salud, así como de asistencia gubernamental, entre muchos otros factores que afectaron negativamente a Estados Unidos.

Por otro lado, las personas de ingresos más altos no habían sufrido un impacto económico grave, a pesar de haber pasado por la peor contracción económica desde la Gran Depresión de 1929-1934, en este sentido, los 650 mil millonarios de EU, su riqueza aumentó en más de 1 billón de dólares desde el inicio de la pandemia, es decir sus capitales crecieron en poco más de 36% (3); por ello, creció enormemente la desigualdad.

Otro de los importantes hallazgos en el Diagnostico del presidente Biden, fue que los hogares con bajos ingresos >hasta 35 mil dólares anuales< padecen diferentes factores que afectan su recuperación, como la inseguridad alimentaria, habitacional o de salud, ya que implican gastos simultáneos, que llaman factores de “estrés” y ponen cinco niveles; el 60% experimentó al menos dos, y el 30% tuvo dificultades, en manejar tres al mismo tiempo.

Las personas de color, adultas negras y latinas representan el 45% de los hogares con diferentes niveles de “estrés”, mientras las personas adultas blancas y asiáticas, significan el 30%.

 

Biden lanza el mayor programa para combatir la pobreza en medio siglo

El Plan de rescate y combate del presidente Biden contra la pobreza, significa un cambio radical en la política social de EU y en una concepción diferente, con base al diagnostico realizado, para atacar simultáneamente los factores que la han generado; el objetivo es sacar de la pobreza a los niños (5) y adultos.

El Plan negociado ante el Congreso estadounidense contempla 1.9 billones de dólares, para trasformar el Sistema de Asistencia Social, con programas y medidas que tengan el respaldo financiero, para concretarse en un corto plazo y sentar las bases para el mediano y largo plazos; para apoyo integral a las familias.

La nueva ley para combate a la pobreza infantil (6), amplia sensiblemente los apoyos económicos y el numero de familias apoyas, que la de 2017, de la administración anterior; con los siguientes programas:

  • Un beneficio fiscal de 3 mil 600 dólares anuales para niños de menos de 6 años
  • Un beneficio fiscal de 3 mil dólares anuales para menores de 18 años

Es una ley universal que calcula que va a reducir la pobreza infantil del 14% al 7% de acuerdo con datos del Centro sobre Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia; es decir, 4 millones de niños saldrán de los niveles de pobreza.

Muchos de los legisladores del partido Republicano, no están de acuerdo con estas medidas, dentro de la discusión de pobreza y bienestar social, siempre ha tenido un sesgo racial, ya que se trata de grupos minoritarios, a los cuales no llegaban los recursos, planteando, además, que estas medidas van a beneficiar a los indocumentados; pero ahora hay un cambio de perspectiva, no sólo es responsabilidad de los padres, sino también del Estado >especialmente por la pandemia< para atender, lo que necesitan los niños.

Esta medida, tendrá un costo anual fiscal de alrededor de 120 mil millones de dólares, que, desde mi punto de vista, no debe verse como gasto, sino como una inversión para un futuro mejor, en Estados Unidos; asimismo, este beneficio económico significa buena alimentación, reducción de la mortandad y mejores perspectivas de ciudadanos.

Hay otros programas que diseño el presidente Biden para combatir los fenómenos multifactoriales de la pandemia que afectan a las familias estadounidenses y que debilitaron la economía; entre ellos destacan:

1.- Cheques de estimulo personales, que van desde 800 a 1 mil 200 dólares.

2.- Aumento de cupones de alimentos

3.- Mayor y mejores seguros de desempleo

 

Programas especiales

  1. A favor de la niñez
  2. Igualdad en el empleo para mujeres
  • Beneficios fiscales a las clases medias
  1. Apoyos de pago de viviendas
  2. Aumento al salario mínimo
  3. Combatir la pobreza
  • Desigualdad de ingresos

Todos estos programas se van a atender mediante los renovados sistemas de protección social, de salud y económicos, responsables de su buen desempeño, trasparencia y entrega de resultados.

 

Evitar que los criterios de austeridad, menoscaben derechos, a nivel estatal y local

Lo lo que los gobiernos estatales y locales, son corresponsables con el federal, para que se cumplan y se refuercen los programas de combate a la pobreza y desigualdad, por lo que la pandemia ha generado una grave crisis presupuestaria, a medida que se redujeron los ingresos fiscales y aumentaron las demandas en materia de salud pública y protección social.

En este sentido, 19 estados informaron haber realizado recortes en el gasto a mitad de año en 2020, debido a la caída de los ingresos fiscales, estos ajustes en el gasto significaron la pérdida de 1.3 millones de empleos estatales y locales desde febrero de 2020, con una pesada carga sobre los trabajadores negros y las mujeres quienes representan una proporción mayor en la fuerza laboral pública estatal y local.

Ahora con el programa del presidente Biden se crearon mecanismos compensatorios y de apoyos a nivel estatal y local, para que privilegien la protección social y de salud pública, modificando sus criterios de recortes por austeridad.

Los logros

Las políticas y los programas públicos diseñados por el presidente Biden para combatir la pobreza y la desigualdad, han sido fundamentales para frenar los efectos de la pandemia del Covid-19 en la sociedad y en la economía norteamericana, como son:

I.- 20 millones de personas dejaron los niveles de pobreza, que significan el 45% respecto al 2018

II.- A 10 millones de personas se les crearon redes de protección social y económica, para garantizar que no estén cerca de los parámetros de pobreza

III.- Reducción de los niveles de desempleo (6)

Para fortalecer la economía de los Estados Unidos, el presidente Biden ha impulsado programas de:

  • Beneficios fiscales y créditos a las micro y pequeñas empresas
  • Impulsos de nuevas tecnologías, especialmente limpias
  • Programas sustentables
  • Programa nacional de infraestructura por 1.3 billones de dólares.

El autor es coordinador de investigaciones políticas de La Crisis e Indicador Político.

rabascal51@hotmail.com

@rafabascal

Notas:

  1. Datos según la encuesta realizada por Human Rights Watch, enero 2021.
  2. Oficina de censos de EEUU.
  3. Que fueron los grandes beneficiarios de las políticas de Donald Trump, quien les bajo impuestos, le otorgo créditos y otros beneficios fiscales.
  4. La pobreza infantil en Estados Unidos es enorme, su tasa esta en alrededor del 15%, similar a las de México o Chile, que son países mucho más pobres.
  5. Esta Ley fue aprobada por un año, pero la tendencia es que se vuelva en un apoyo permanente y evitar, que puedan regresar a la pobreza.
  6. En Estados Unidos, la economía actualmente sólo tiene 7 millones de empleos, menos que antes de la pandemia.