Los números (no) mienten

0
71

Dicen que las encuestas son un retrato inmediato de la realidad y que la realidad puede cambiar, ambas aseveraciones en cierta medida son correctas. Primero que nada supongamos que hablamos de encuestas no manipuladas, que no es el caso mexicano, dónde la gran mayoría refleja lo que opina quién paga y registran sesgos de diverso grado. Segundo las realidades cambian, pero no de una forma lineal y hasta se da el caso de que las lealtades político-electorales puedan mantenerse sin mayor alteración sosteniendo a la realidad.

En las elecciones de 2021 fracasó el intento de descarrilar al partido en el poder, de hecho, fuera de perder algunas posiciones en el congreso, MORENA incrementó su posición de gobierno en los Estados y los municipios. Podemos suponer, que ese apoyo se mantendrá en 2024.

Para las elecciones en 2022, el PAN parece haber tirado la toalla anunciando que perderá las elecciones y podría caérsele el control que tiene en Aguascalientes. Las encuestas prevén que MORENA gane cinco de las seis gubernaturas por una diferencia de votos sustancial.

Según una encuesta de México Elige que compara a Ebrard con Anaya y Colosio, el morenista se lleva el 53.1% de los votos, Anaya 24.7% y Colosio el 10.3%. Comparando a Ebrard con Colosio, Marcelo baja a 52.9% y Colosio llega a 31.7% pierde 3.3% de la suma de Anaya y él. Enkoll coloca en las preferencias brutas al PAN con 14 puntos, al PRI con 10 y a MORENA con 39. Massive caller S.A de C.V. presenta una preferencia de voto por MORENA-PT-VERDE del 53.1%, PAN-PRI-PRD del 25.3% y MOVIMIENTO CIUDADANO del 4.4% (Palacio Nacional 2024, 29 de noviembre 2021), cercano a México Elige.

El gran capital político de Colosio es el apellido que lo catapulta, pero no parece alcanzar para arrancarle votos a MORENA.

Parece evidente la escasez y pobreza de los candidatos de la oposición, y la especulación o deseo sobre el posible desprendimiento de políticos de MORENA (Monreal) hacia Movimiento Ciudadano.

Una distancia superior a los 20 puntos puede parecer irremontable a menos de un evento catastrófico para MORENA, el que el presidente tendrá que evitar.

Hay diversos elementos que permiten especular sobre la continuidad de MORENA en el poder. En primer lugar el que a éstas alturas del sexenio López Obrador tenga un 71% de aceptación y este bien calificado entre gobernantes en el mundo. La posibilidad de que el gobierno termine sus obras icónicas a tiempo para la elección y el potencial avance electoral en 2022 y en 2023.

La oposición necesita más que una plataforma de paralización del gobierno y una campaña sucia que no supera las redes sociales y no penetra al grueso social, y por supuesto, requiere buscar candidatos sin cola que les pisen y que representen una visión positiva y creativa para el futuro del país.

@shmil50